Indonesia

Templos, culturas, tradiciones, playas, islas paradisíacas, coral, buceo, jungla, arrozales, fauna, flora, montañas, volcanes, sabores.. Hay tantas opciones que puedo contestar cuando me preguntan por las cosas que he visto en mi viaje a Indonesia, pero mi respuesta siempre es la misma: “Sonrisas”. Y es que una de las cosas que más me ha marcado en este viaje son las eternas sonrisas que los lugareños dibujan en sus caras desde primera hora del día y en cualquier contexto o situación.

Puede que sea algo que ya he vivido en otros países como Perú, pero todavía me sorprende ver que existen lugares en los que la gente valora mucho más las cosas no materiales que la banalidad de las materiales, que valora por encima de todo su tiempo y bienestar, que valora tener una vida relajada y llena de paz interior antes que vivir en las auténticas junglas que son las grandes urbes. Y eso, siempre que lo encuentro, me hace pensar…

DCIM100MEDIA

A parte de las sonrisas, todas las opciones descritas anteriormente son las que llenan mis recuerdos de este viaje. Sobretodo los espacios naturales visitados, esas imágenes que cuestan tanto aceptar como normales, esa naturaleza exuberante que has visto tantas veces en la televisión pero que cuando estás allí te sobrepasa.. En resumen es un viajazo, un choque cultural y visual que se modifica en cada isla que visitas y que reduce tu expresión a una constante admiración.

Además, es un país tan grande y diverso que tu viaje puede ser totalmente diferente al mío, y ninguno de los dos habremos parado de ver cosas. Puedes tirar hacia lo más turístico y visitado, huir sin problemas de las grandes masificaciones, disfrutar de entornos naturales únicos, o arriesgar un poco más visitando zonas inhóspitas. Y no me refiero con arriesgar a peligro, ya que he encontrado Indonesia un país seguro (aunque no ves mucha policía) y sin problemas, con arriesgar hago referencia a los inconvenientes y dificultades que aparecen cuando visitas zonas no turísticas: falta de transportes adecuados, falta de hospedajes, imposibilidad de resolver problemas de forma sencilla, etc…

En nuestro viaje de aproximadamente un mes visitamos Flores, Lombok, Bali y Sumatra. Aquí os dejo el ITINERARIO. Nosotros decidimos hacer un viaje un poco más aventurero y buscando entornos naturales, huyendo de las masificaciones y preparándolo al día: Wae Rebo, barco, Rinjani, Karimunjava (fallido), Bukit, Pulau Weh

Indonesia

Indonesia

SOBRE INDONESIA

Indonesia o mejor dicho la República de Indonesia es el cuarto país más poblado del mundo con más de 230 millones de personas repartidos en sus más de 17000 islas, la gran mayoría pequeñas islas deshabitadas perdidas en el océano. Otras enormes como Sumatra, Borneo o Java, que es la isla más poblada del mundo con más de 130 millones de personas.

Es un país, pero perfectamente podrían ser 6 divididos en las islas más grandes. Diferentes culturas, diferentes antepasados, diferentes lenguas (hay un idioma oficial pero en cada isla se hablan lenguas totalmente diferentes), diferentes religiones, enormes distancias entre unas y otras, floras endémicas de islas y faunas únicas.., hacen de cada isla un lugar único dentro de este maravilloso país.

Indonesia

Pulau Weh

La moneda local es la Rupia indonesia y en agosto de 2015 cuando utilizamos las casas de cambio varió desde 14.100 rupias por euro en el aeropuerto de Bali, a las 15.600 rupias por euro en Ubud (Bali) 10 días después. Una buena técnica para poder funcionar rápido en la negociación de precios todos los días es memorizar unas cantidades aproximadas.

      50.000 rupias = 3.5 euros 500.000 rupias = 35 euros
      75.000 rupias = 5 euros 750.000 rupias = 50 euros
      100.000 rupias = 7 euros 1.000.000 rupias = 70 euros
      150.000 rupias = 10 euros 1.500.000 rupias = 100 euros

Los precios varían mucho de una isla a otra, incluso dentro de la misma isla. Por ejemplo Flores, no siendo tan turística es bastante cara si comparas transportes y hoteles con otras islas, Sumatra es muy barata en todos los aspectos, y en Bali puedes moverte en un abanico amplísimo de precios.

ind 2

Artesanas preparando cestos en un templo de Bali para una celebración

CONSEJOS

No sé ni por dónde empezar. Voy a intentar daros unos cuantos consejos que creo son imprescindibles si viajáis a Indonesia, aunque seguro que pueden surgir más con vuestras dudas.

  1. Mi principal recomendación es que no contratéis nada desde España, el precio se multiplica hasta por 4. Todo, absolutamente todo, lo puedes contratar allí y si quieres sin moverte del hotel, negociando incluso con dos comerciales a la vez, pudiendo exigir más. Por ejemplo, al contratar el barco Flores-Lombok nos ahorramos más de 1.000.000 de rupias por persona al hacerlo allí, además pudimos ver el barco y preguntar a los pasajeros que acababan de venir del mismo viaje a la inversa. Nos costó 20 minutos, preguntando por todas las agencias que habían en la calle.
    De esta manera contratamos todo en nuestro viaje: barcos, taxis con conductor, transportes de todo tipo, hoteles, entradas y cualquier tipo de actividad. Nunca perdimos más de media hora de tiempo, incluso venían a nuestros hoteles o al restaurante para negociar. Es tan sencillo como preguntar a cualquiera del hotel o de la calle por si conoce a alguien que haga “lo que estés buscando”, y en escasos minutos aparecen en tu hotel o donde te encuentres. A parte, siempre hay que ir a las oficinas que se dedican a vender packs y que juegan más con los precios, muchas veces por necesidad para completar grupos pequeños haciendo grandes rebajas. Otro ejemplo: se supone que no habían billetes para el ferry rápido que iba de Lombok a Bali desde hacía dos semanas, y en los folletos de varias empresas el precio era de 550.000 rupias por persona. Pues la noche de antes y con una llamada, el comercial con el que hicimos el volcán Rinjani nos consiguió 4 billetes con transfer desde nuestro hotel al puerto por 350.000 rupias cada uno. Buen ejemplo!!
  2. Como en todos los viajes lo mejor es pagar con tarjeta de crédito o de débito, siempre que no te cobren comisión. Así evitamos llevar encima grandes cantidades de dinero desde el primer día de viaje. Al pagar se aplica el cambio oficial del día que siempre es bastante mejor que el de las casas de cambio que se llevan una comisión. Lo malo es que en Indonesia no está muy extendido y no podrás pagar en muchos establecimientos con la tarjeta, únicamente en hoteles y restaurantes que sean algo más turísticos. Además, al pagar con tarjeta te suman un porcentaje a modo de impuesto, creo recordar que rondaba el 3%. En mi caso, aun sumando el porcentaje del impuesto, me salía mejor o prácticamente igual que pagar con dinero ya que con en las casas de cambio perdía más con sus comisiones. Por otro lado, es una buena opción cuando haces un viaje largo, poder quitarte algunos pagos grandes con la tarjeta.
  3. Por el mismo motivo tampoco es necesario llevarte mucho dinero, allí puedes sacar dinero y ocurre un poco lo mismo. Sacando con la tarjeta de débito me cobraron 2 euros por cada vez que sacaba dinero (con ING). Aún así, como el cambio que me aplicaban era el oficial del día, sumándole los dos euros era prácticamente lo mismo que obtendría en las casas de cambio o incluso mejor si conseguía sacar grandes cantidades. Lo malo, es que en Indonesia no todos los bancos te permiten sacar con tarjetas extranjeras. Depende de donde te encuentres, los cajeros pueden brillar por su ausencia, aunque con un poco de previsión eso no es problema.Había veces que en un cajero me dejaban sacar como máximo 1.000.000 de rupias, y otras veces 2.500.000 de rupias (la comisión es la misma, 2 euros). No sé porqué era, de hecho eran cajeros de la misma entidad.
  4. Dejarte unos euros (o dólares si tenéis) sin cambiar, pueden venir bien en alguna compra. Les gusta quedarse con euros o dólares, y si es necesario bajan el precio un montón.
  5. Nunca os quedéis con el primer precio, sobretodo en las actividades grandes: taxi con chófer para todo el día o varios días, barcos, volcán con guía, etc.. El primer precio suele ser exageradamente alto y lo explico con varios ejemplos. El taxi con conductor para ir a Wae Rebo desde Labuan Bajo, que el taxista se quedara a dormir y al día siguiente vuelta a Labuan Bajo haciendo algunas paradas nos costó 2 millones de rupias. Pues el primer precio fue 4,5 millones, luego 3,5 y por último 3 y decía que ya era imposible bajar más. Al final dos, y eso que estábamos en un hotel de 4 estrellas, puede que por eso empezara con unas pretensiones tan altas. Igual en la calle lo hubiésemos bajado más, pero era el primer día y tampoco nos pareció mal. El viaje en barco de Labuan a Lombok en 3 noches 4 días pasando por Komodo y demás islas, lo estábamos viendo desde España con un chico que se estaba recomendado en un foro desde hacia tiempo. Pues el precio que nos dio él fueron 2.300.000 por persona y al final lo sacamos por 1.400.000 más entradas (1.680.000 en total) y pudimos ver el barco y elegir uno en el que solo éramos 10 personas en un barco para 25. El otro chico además nos dejó tirados la noche de antes porque estábamos intentado bajar algo el precio y él solo quería dinero por adelantado y no bajar el precio. Para subir al Rinjani pagamos 1.200.000 por persona, y en nuestro grupo había gente que había pagado 2.000.000 de rupias por exactamente lo mismo. Taxis con conductor que dominará bien el inglés para recorrer Bali marcando nosotros los puntos, desde España pedían 1.500.000 y pagamos 700.000 llamando desde el hotel a un conocido del dueño al que además le exigimos un recorrido antes de subirnos al coche, y que existiera la posibilidad de variarlo a nuestro antojo.
  6. Aseguraros del nivel de inglés que tienen los guías o conductores que contratéis. Al menos para saberlo antes de salir y no llevaros sorpresas. Muchos parece que sí que saben, pero no es cierto. Se han aprendido unas cuantas frases y coletillas que hace que en las primeras conversaciones (sobre rutas, precios y presentaciones normalmente) creas que controla bien el inglés. Pero cuando pasa el tiempo y le empiezas a preguntar otro tipo de información o para resolver algún problema te das cuenta que no saben tanto inglés como parecía.

 

COMIDA EN INDONESIA

Honestamente me esperaba un poco más de variedad y eso ha hecho que me pase factura, cansándome un poco antes de tiempo de repetir siempre lo mismo. Por otro lado decir que está bueno, como siempre en unos sitios más que otros, pero bueno en general. Cocinan con poca sal y para mi gusto le falta sabor y potencia a los platos. Por otro lado y de nuevo sorprendente para mí, utilizan el picante de una manera desproporcionada para paladares occidentales.

Usan muchísimo chili picante, a veces enmascarando totalmente el plato. Yo siempre pedía los platos sin picante y aún así pican un poco ya que suelen cocinar con sambal, una salsa picante que utilizan de base. Además la salsa de soja y la leche de coco suelen estar presentes en muchos de los platos.

Pescado fresco asado lleno de chili picante

Lo más típico es el Nasi y Mie Goreng (arroz y noodles fritos) acompañados de verduras, a los que puedes añadirles pollo frito, tortillas francesas y huevo. También puedes pedir los noodles o fideos con caldo, sopas de verduras, champiñones y pollo. Suelen acompañar los platos con sencillas ensaladas de lechuga y tomate, y 2 o 3 rodajas de pepino que entendí era para refrescar la boca al final de la comida.

Para cumplimentar estos abundantes platos principales ofrecen fritos y rebozados como el tempe (rebozado de cacahuete), tofu, algunos snaks y patatas fritas.

VACUNAS

Es un tema un poco complicado y depende de cada uno, incluso del médico que visites. Cuando vas a los centros de vacunación te explican las vacunas que recomiendan ponerse para visitar Indonesia y que son: hepatitis B, hepatitis A, fiebre tifoidea y contra la malaria.

Normalmente la hepatitis B mucha gente la tiene puesta, y la hepatitis A y la fiebre tifoidea te las recomiendan ya que incluso en España podrían ayudarte y no son muy dañinas. La primera es un pinchazo en el hombro y a las 6 meses hay que volver a ponerte un recordatorio, la segunda son 3 pastillas que te las tienes que tomar en 5 días (día sí, día no). Tanto a mi pareja como a mí la hepatitis A no nos causó problemas, pero las pastillas de la fiebre tifoidea sí, se nos llenó la boca de llagas y fue bastante molesto durante 4 o 5 días. A la otra pareja que nos acompañó en el viaje no les ocurrió nada.

Pero a mi juicio el problema viene con la malaria. Te ofrecen un fármaco (antibiótico) que no es una vacuna y por tanto no te protege 100%, además te lo tienes que estar tomando desde una semana antes de visitar las zonas potencialmente peligrosas (algunos médicos dicen que solo un día o dos antes de irte), durante todos los días que estés allí, y 7 días después. Y aquí vienen las distintas opiniones, a nosotros nos recomendaron no tomarla pero sí llevar el fármaco por si necesitábamos hacer un tratamiento de choque que consiste en tomarlo únicamente si notas algún síntoma (fiebre sobretodo) y no puedes llegar a un hospital en 24 horas, la cantidad son 4 pastillas de golpe. Cuando hablamos con otras personas allí de otras comunidades se echaban las manos a la cabeza y decían que a ellos les habían recomendado tomarlo sí o sí.

Nosotros optamos por no tomarlo 3 de nosotros, y solo 1 lo tomó. Evidentemente hicimos uso de medidas preventivas: repelente extra-fuerte, solución repelente para la ropa que nos la prepararon en una farmacia, ponernos manga larga al amanecer y atardecer, etc.. Aunque hay que decir que tampoco nos condicionó mucho e incluso a veces olvidábamos prevenir. Allí la gente decía que ya no había malaria, solamente en Pulau Weh y Banda Aceh, e incluso cuando fuimos a esas zonas tampoco lo tomamos. Y más de un mosquito nos picó. La chica que se lo tomó pasó prácticamente todo el viaje con el estómago mal, no sabemos si achacarlo al medicamento, pero cierto es que solo le ocurrió a ella de esa forma tan larga y continuada.

Conclusión: pues cada uno tiene que valorar y hacer lo que crea conveniente. A mí me parecía excesivo y dañino para mi cuerpo estar tomando durante más de un mes ese medicamento con fuertes efectos secundarios, y pensé que tampoco sería para tanto cuando allí vive tanta gente. Por no hablar de que no te tomas nada para el dengue y la cefalitis japonesa y también puedes contraerlas allí. Y mi experiencia me dio la razón, y eso que visitamos zonas potenciales como Wae Rebo en Flores (jungla) y Bukit , Banda Aceh y Pulau Weh en Sumatra.

VISADO

Desde hace poco (junio del 2015) el visado ya no se tiene que pagar si visitas Indonesia durante un tiempo no mayor a 30 días y entras por los puertos y/o aeropuertos autorizados. Es una gran noticia ya que hasta hace poco tenías que pagar varias veces cada vez que utilizabas sus aeropuertos y/o puertos, a veces de manera un poco irregular. También podías leer a muchos viajeros que hablaban de unas tasas que se veían obligados a pagar antes de coger los vuelos porque sino no les dejaban subir al avión, aunque tenían sus billetes pagados desde hacía tiempo. Todo eso se acabó o al menos es lo que parece, aunque nosotros vivimos una de esas irregularidades.

La pareja que viajó con nosotros se volvieron antes que nosotros a España y les hicieron pagar 150.000 rupias por persona en el aeropuerto de Yakarta cuando fueron a facturar. No protestaron y pagaron. A nosotros, 7 días después en el mismo aeropuerto y horario, no nos hicieron pagar nada. Esto hace pensar que algunas personas se aprovechan del desconocimiento de los turistas sobre el tema del visado (repito entró en vigor en junio 2015) sacando un beneficio fraudulento.

Adjunto una foto con la información que dan desde el Consulado de Indonesia en España, y también un enlace donde os podéis registrar y dejar vuestros datos personales, países que visitáis, datos de familiares para poder avisarlos con rapidez en caso de emergencia, etc..

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/DetalleRecomendacion.aspx?IdP=87

Indonesia

2 comentarios

  1. Pingback: Itinerario Indonesia | Mirada de rana

Deja un comentario