Jávea – Xàbia

Ciudad costera al norte de Alicante, en la comarca de la Marina Alta, con más de la mitad de sus habitantes extranjeros. Protegida por el Montgó es una zona codiciada para veranear en la que puedes encontrar, para mi gusto, de las mejores calas del litoral.

CALA AMBOLO

Para llegar hay que coger la carretera hacia el “Cap de la Nau” y continuar hasta que veas el indicador de “Cala Ambolo”. Tened cuidado porque os encontraréis con dos desvíos cercanos, uno pone Cala Ambolo y el otro “Torre de Ambolo”, el segundo os lleva a un mirador desde donde podréis contemplar la cala y la bajada por la que tenéis que bajar, pero no podéis acceder a ella. Hay que ir por la otra salida que tiene una especie de bifurcación en V, tenéis que ir por la derecha y llegar hasta el final.

Vistas desde el Mirador de Torre de Ambolo

Si prefieres ir más seguro, pon en tu gps la dirección Calle Richard Wagner, es la calle de la urbanización más cercana a la cala. Tienes que aparcar en la rampa, lo más cerca que puedas y después bajar andando.

Ambolo es una cala de unos 250 metros de longitud, nudista durante todo el año, pero que en julio y agosto pierde ese significado ya que, aunque sigue estando menos concurrida que otras calas, cada vez la visita más gente. Como todas las calas de la zona es de piedras, por lo que necesitas escarpines y si quieres comodidad, hamaca o esterillas. En frente, resguardando la cala, la Isla del Descubridor.

 

CALA GRANADELLA

Para llegar tienes que ir por la carretera dirección “Cap de la Nau” hasta que veas el cartel de Granadella donde te desvías, está bien indicado. Al final de esa carretera está el parking, que si no llegas pronto estará lleno. Si no encuentras sitio, vuelve hacia detrás y a la derecha sale una carretera muy empinada, por allí encontrarás más zonas de aparcamiento.

Hay un atajo para ahorrarte unos kilómetros, nada más coger la carretera del “cap de la Nau” en la primera rotonda a la derecha indica “carretera La Guardia”, la coges y vas hasta el final, giras a la derecha y te queda muy poco para llegar.

Granadella es una cala pequeña, no llega a 200 metros y de cantos a veces medianos, por lo tanto más incómodas que otras. Aún así, es de las más concurridas ya que está considerada una de las calas más bonitas de todo el litoral español, y no es para menos.

Perfecta para bucear, desde ella puedes hacer senderismo y llegar al “Castell de Granadella”. A nosotros nos encanta ir tarde, cuando todo el mundo se va, cenar allí y bañarte por la noche.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *