Sumbilla

Sumbilla, Sunbilla en euskera, es una pequeña población del norte de Navarra a la que llegamos por casualidad. Y no a ella, si no al Camping Ariztigain, que está un poco antes de llegar en lo alto de una colina. Y digo por casualidad porque nuestra intención era montar la tienda en algún camping de Iparralde o de la zona de San Sebastián.

Sumbilla

Sumbilla

El último día en Deba estuvimos buscamos alojamientos o campings por esas zonas, y fue imposible. Estaba todo repleto o el precio era prohibitivo. Así que mirando por la zona encontramos el Camping Ariztigain. Todo un acierto.

El camping es pequeño y familiar, con un restaurante de esos que te hace pensar si vale la pena que te cocines, zona para los niños con castillo hinchable y ludoteca, muy limpio, y en un enclave fantástico. Además, un precio increíblemente bueno. Las parcelas enormes y de diferentes estilos dependiendo de lo que busques: tienda, furgoneta, ambas cosas, sombra, etc..

A esto le sumamos que Sumbilla tiene una localización perfecta para visitar todo: a poco más de 30 kilómetros de Irún y por lo tanto, a poco más de San Sebastián y de Iparralde; por la otra parte está colindante con el Valle del Baztán donde puedes visitar un montón de lugares preciosos ( Zugarramurdi, Eliozondo, hacer rutas..).

Sumbilla

Sumbilla

SUMBILLA

Sumbilla es una pequeña población atravesada por el Bidasoa y que es una muestra más de lo bonitas que son todas las poblaciones de la zona, tanto del Baztán como del Alto Bidasoa.

Sumbilla

Sumbilla

El río divide Sumbilla en dos barrios que se funden en una única población gracias a dos puentes: uno de piedra que simula el puente medieval que siempre ha estado en ese lugar, y otro más nuevo por donde pasa la carretera. El puente de piedra antaño otorgó una gran importancia a Sumbilla, ya que era punto de paso de todo el que quería continuar hacia el norte, o bajar hacia Pamplona.

Sumbilla

Sumbilla

Otro de los atractivos es su tramo de la Vía Verde del Bidasoa, senda que transcurre por un antiguo trazado del tren, prácticamente paralelo al río y sin a penas desnivel en sus 40 kilómetros. Perfecta para pasear o hacerlo en bici, ofrece diferentes vistas al valle, al río, y a las fincas que hay por la zona.

Sumbilla

Vía verde del Bidasoa

Sumbilla

Vía verde del Bidasoa

Desde Sumbilla tienes dos opciones: hacia el norte dirección Irún, o hacia el sur. Nosotros hicimos un tramo en ambos sentidos.

Hacia el norte lo hicimos buscando una pequeña cascada de un afluente del Bidasoa que nos habían comentado en el camping.

No es difícil encontrarla, hay que hacer unos 4 kilómetros desde Sumbilla, y cuando la pista cambia de firme y se acaba una vaya de piedra, a escasos 100 metros la encontramos izquierda.

Si vas despacio, el ruido del agua de la cascada delata su escondite. Os dejo un enlace al wikiloc para que no os perdáis.

Sumbilla

Vía verde del Bidasoa

Sumbilla

Vía verde del Bidasoa

Después de la cascada volvimos hacia Sumbilla, pero continuamos dirección opuesta hasta Santesteban que es la siguiente población, muy bonita también por cierto. También está el trek en wikiloc.

Sumbilla

Antiguo túnel del tren

Sumbilla

Santesteban

Los dos paseos son muy bonitos y varían bastante. Perfectos para un día de relax y paseo en bici o a pie.

Y es que Sumbilla se convirtió en nuestro cuartel el resto del viaje gracias a la localización, a lo cómodos que estuvimos y a la preciosidad del entorno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *