Estocolmo

Desde Uppsala visitamos Estocolmo en un día. Es una ciudad muy bonita y sus numerosas islas hacen de ella un lugar único. A caballo entre el mar Báltico y el lago Mälaren dicen es una de las ciudades más bonitas de toda Europa, y no es para menos.

En Uppsala cogimos un tren de la compañía SL que nos llevó en 55 minutos hasta le Estación Central de Estocolmo por 110 SEK (coronas suecas) por persona. Antes surgió un problema, habíamos visto que podíamos comprar un billete de 72 horas con el que podías coger todos los trenes que quisieras, y pensando en volver otro día a Estocolmo y en el transporte al aeropuerto desde Uppsala nos salía mejor de precio, pero cuando llegamos allí nos dijeron que no era posible ya que ese billete solo valía para la zona A, y Uppsala es zona B.

Así que, aun sabiendo que había otro tren más barato, como íbamos justos de tiempo compramos los billetes con SL, son trenes nuevos y cómodos.

DÍA COMPLETO EN ESTOCOLMO

Esta entrada la voy a escribir de forma diferente a las anteriores, voy a poneros nuestro itinerario para que os hagáis una idea de lo que se puede hacer en un día allí.

A las 9:50 llegaba nuestro tren desde Uppsala a la estación Central. Salimos rápido ya que queríamos estar a las 10 en el Ayuntamiento porque a esa hora comenzaba un tour guiado en castellano. Llegamos a tiempo.

Los horarios para las visitas guiadas en castellano (durante la mayor parte del año solo hay en inglés, en verano hay en más idiomas) varían según la época del año, en verano hay cada hora desde las 10 hasta las 14, cuestan 100 SEK por persona y duran 45 minutos aproximadamente. Con carnet de estudiante 80 SEK. La Torre es una entrada a parte que cuesta 40 SEK por persona y creo que solo se puede subir de mayo a septiembre.

Estocolmo

La torre con sus 106 metros de altura ofrece unas vistas impresionantes

El ayuntamiento se finalizó aunque no lo parezca en 1923, y es que da la impresión de ser un edificio más antiguo. Se hizo a propósito ya que se le quiso dar la apariencia de castillo medieval y es por ello que se usaron más de 8 millones de ladrillos rojos. En su construcción el arquitecto varió varias veces sus planos como en la famosa Sala Azul que de azul no tiene nada más que el nombre ya que cuando la vio con el ladrillo rojo le encantó y decidió dejarla así sin pintar; o las vigas del techo de la Sala de Consejos que dejó al descubierto porque se enamoró de ellas, dándole el aspecto de una cabaña vikinga o de un antiguo barco de madera.

Estocolmo

Ayuntamiento de Estocolmo

La visita guiada comienza en la Sala Azul donde cada 10 de diciembre se hace la cena para los invitados después de la ceremonia de los Premios Nobel. Una sala amplia pero no lo suficiente para la cantidad de gente que va a la cena, ¡solo tienen 60 centímetros de mesa por comensal!.

Continuamos hasta el salón de plenos o Sala de Consejos, la Galería del Príncipe donde destaca la pintura que donó el príncipe Eugenio y desde donde tienes unas hermosas vistas de la ciudad y del Mälaren, para llegar finalmente a la Sala Dorada, la más impresionante de todas, con más de 18 millones de tachuelas de oro que conforman un magnífico mosaico y donde se hace el baile de la Ceremonia de los Premios Nobel.

Estocolmo

La figura central representa a la ciudad de Estocolmo como centro del mundo, entre el este y el oeste

Al acabar la visita bajamos a la zona que da hacia las aguas del Mälaren, hicimos unas fotos y disfrutamos de un descanso aprovechando el buen día que hacía en Estocolmo. Cruzamos el puente y fuimos directos a GamlaStan (ciudad vieja), es la isla central y podríamos decir el casco antiguo de la ciudad.

El encanto de este barrio radica en pasear por sus callejuelas sin rumbo descubriendo callejones y rincones ocultos, y disfrutando de las fachadas y calles adoquinadas.

Estocolmo

Estocolmo

La primera parada fue en la Catedral que habiendo visto primero la de Uppsala no nos dijo nada arquitectónicamente. Aun así entramos para ver dos cosas: la estatua de madera con San Jorge y el Dragón que se cree del S XV, y una pintura que es la más antigua de Estocolmo, del 1520. Hasta hace bien poco la entrada era gratuita, ahora cuesta 40 SEK por persona.

Estocolmo

Nuestro paseo por GamlaStan continuó cruzando por la Plaza Grande (Stortorget) donde la historia nos recuerda que allí sucedió el Baño de Sangre de Estocolmo cuando, después de conquistar la ciudad, el rey danés Christian II ordenó matar a toda la nobleza sueca después de engañarlos y pasar juntos 2 días de fiesta.

Estocolmo

Plaza Grande

Seguidamente llegamos al Parlamento y el Palacio Real donde coincidimos con el cambio de guardia, algo pesado y largo. Como es una cosa que no nos llama la atención pasamos de largo. Los dos edificios son muy bonitos e imponentes por fuera, no los visitamos por dentro.

Se acercaba la hora de comer escandinava y a nosotros siempre nos gusta probar la gastronomía de los lugares que visitamos, pero comer de carta en un restaurante en Estocolmo es realmente caro, así que utilizamos una alternativa que siempre suele salir más barat comiendo producto autóctono y a un precio más asequible, el Mercado. Teniendo en cuenta que por la tarde volveríamos a GamlaStan, nos fuimos hacia el mercado (Saluhallen) que está en el barrio de Östermalm a 10 minutos del Teatro Nacional.
Allí a parte de los puestos para vender que hacen que no pares de salivar, hay muchos restaurantes y está lleno de suecos comiendo, aunque también es caro.

Estocolmo

Kanelbullar, típico pastel de canela sueco

Nosotros optamos por lo más barato, comprar comida hecha y salir a la plaza de fuera a comer en un banco. Elegimos el puesto 29, Melanders Vilt porque era el que más gente tenía y la comida más apetecible, y por 190 SEK compramos dos albondigas, una brocheta de salmón, dos pasteles de patata y queso y una tartaleta de pollo y verduras con queso gratinado. Todo estaba buenísimo y lo acompañamos con dos cervezas que compramos en el supermercado de fuera que las venden frías.
Con las pilas cargadas fuimos dirección a la isla de Djurgarden para entrar al Vasamuseet que es algo que no os debéis perder bajo mi punto de vista. La entrada cuesta 130 SEK por persona y aunque parece algo cara creo que vale la pena pagarlo. Dentro del edificio se encuentra el Vasa, un barco que el mismo día de su botadura (el 10 de agosto de 1628) se hundió y estuvo 333 años sumergido hasta que en 1956 lo encontraron.

Si verlo es impresionante, su historia es más fascinante aun, y en el museo puedes conocerla toda, ver las grabaciones de cómo lo sacaron, los restos, recreaciones, etc.. Nos pareció muy interesante todo el museo en su conjunto y pasamos alrededor de dos horas dentro. En la web puedes descargarte una audio-guía en mp3 y llevarla en el móvil.

Estocolmo

Vasa

A las 18:10 teníamos que estar en la parada de metro T-Centralen, salida “Sergels Torg”, en las escaleras donde comienza el FreeTour por GamlaStan. Como disponíamos de tiempo suficiente fuimos caminando tranquilamente por el bulevar Strandvägen y después por unas calles comerciales donde paramos en una cafetería para hacernos la “fika”.

Estocolmo

Estocolmo

A las 18:00 estamos en la parada de metro y comenzamos el tour que se alargó hasta las 20:00 de la tarde. Desde el punto de salida nos dirigimos hacia GamlaStand pasando por el Parlamento y el Palacio Real, en Gamla nos hicieron un recorrido muy chulo mostrándonos rincones casi ocultos para el turista, contándonos la historia de la ciudad y de los antepasados vikingos, nos enseñaron la calle más estrecha de Estocolmo, la estatua más pequeña y la única piedra rúnica que hay en la ciudad y su historia, etc.. Como siempre es todo un acierto hacer un Free Tour.

Estocolmo

La piedra rúnica forma parte de una fachada y un rey le puso el cañón como símbolo real, para protegerla

Estocolmo

El niño que mira a la Luna

El tour terminó para nuestro agrado en la parte sur de la isla, perfecto para poder dirigirnos al Montelius Vägen, una colina con unos miradores hacia Gamla y el Ayuntamiento, y un paseo que la bordea. Es el lugar perfecto para acabar tu día en Estocolmo, las vistas son las mejores de la ciudad, y es un lugar frecuenciado por los habitantes de Estocolmo, es fácil ver a gente cenando con un bocadillo y un refresco mientras contemplan las vistas.

Estocolmo

Vistas desde un mirador de Montelius Vägen

Solo nos quedó tiempo para volver hacia la estación paseando por Gamla, hacer algunas fotos de noche de la ciudad y comprar el billete de tren, esta vez con la empresa SJ por 84 SEK el billete y en 40 minutos estábamos en Uppsala.

Estocolmo

Estocolmo

8 comentarios

  1. Pingback: Uppsala joya de Suecia con una de las catedrales más bonitas del país

  2. Hola me encanto tu blog, sobre todo esa foto del niño que mira a la luna linda , me gustaría probar el Kanelbullar, se ve delicioso, gracias por todos los consejos y recomendaciones, Saludos

  3. Hola, puedes decirme donde encontrar la piedra rúnica en plena calle?

  4. Aprovechasteis muy bien el día, nosotros también estuvimos hace poco y me parece una ciudad muy recomendable para escapadas, es muy agradable. Saludos viajeros.

Deja un comentario