Granada

Es la segunda vez que visitamos Granada y no será la última porque nos encanta la ciudad: perdernos por el Albaicín, disfrutar de sus incontables plazas y rincones, miradores, artistas callejeros, su ambiente.. Y eso hemos hecho en esta visita aprovechando nuestra ruta por el Mulhacén y La Alpujarra o Alpujarras, quedarnos un par de noches en Granada sin más pretensiones que disfrutar de ella. La otra vez ya visitamos la Catedral, la Alhambra y el Generalife, y demás cosas de interés turístico; así que esta vez nos tocaba andar sin rumbo y sin mapa.
Es lo que hicimos y es lo que os recomiendo si volvéis alguna vez a Granada. Y si vais por primera vez, dejad una tarde-noche para perderos y descubrir sus rincones menos transitados e igual de bonitos y mágicos.
Nos acomodamos gracias a Irene que ofrece su casa en Airbnb, la verdad es que calidad-precio insuperable, puede que haya cosas que mejorar pero el precio es asequible para todos los bolsillos. Muy bien situada en la parte alta del Albaicín, un lujo de terraza perfecta para descansar y una anfitriona que estuvo atenta en todo momento.
g1
Un dato importante es dónde aparcar. CONSEJO: tened cuidado si circuláis por el centro, la calle Gran Vía de Colón es un punto importante de recogidas a destajo de multas, un “cazaturistas”. En esa zona hay muchos hoteles, bancos, la Catedral, la calle Elvira es paralela, etc..; y cuando pones la dirección en el GPS para ir directo el problema es que en un sentido la calle es carril bus, o al menos hay un horario en el que sólo están autorizados los servicios públicos, pero casi ni lo ves al estar pendiente de tu hotel o destino ya que no conoces la ciudad. Es a la vuelta a tu casa cuando recibes las multas por correo, en mi caso dos con diferencia de 3 minutos y ya habían pasado 30 números!! No las pagué, pero me tocó recurrir varias veces hasta que me dejaron por imposible.

g2

Para aparcar gratis lo mejor es entrar por detrás, por la Carretera de Murcia (parte alta del Albaicín). En ella misma ya hay sitios para aparcar desde la rotonda de abajo hasta el Mirador de San Cristobal, aunque no muchos y tienes que tener suerte de encontrar a uno que se vaya en ese momento. Cien o doscientos metros después del mirador a la izquierda, hay un pequeño parking público asfaltado en el que también puedes probar suerte. Dentro del parking aparecen dos caminos de tierra que te dirigen a un descampado donde también puedes aparcar, aunque yo solo lo dejé en la parte asfaltada ya que las partes de tierra no me daban confianza, sobretodo por la noche.
Cincuenta metros después del parking, en el siguiente cruce que hay un semáforo tienes más opciones: hacia la izquierda la calle que baja hasta la rotonda anterior (Camino de San Antonio) donde puedes aparcar sin problemas, hacia la derecha también hay más calles por donde puedes buscar (Calle Puerta de Fajalauza).
Dentro del Albaicín me dijo la dueña de la casa que se puede aparcar en la Cuesta de Alhacaba. Yo no lo hice ya que para entrar es complicado y el GPS nos mandaba por calles peatonales. Se supone que tienes que entrar por la C/Pagés pero hay un pilón que corta la calle y que no siempre está subido. Desconozco cómo circular por allí o si se puede.

¿Qué ver?

En esta entrada no os voy a hablar de las cosas típicas que todo el mundo conoce en Granada. Además hay información de sobra sobre La Alhambra, Generalife, Catedral, Zacatín, Sacromonte, etc.., y mucho más completa de la que os puedo dar yo. La Alhambra concretamente merece una entrada para ella.
Pero sí que os voy a hablar de algunos datos que espero os pueden ayudar y sorprender.

g6
Vistas de Sierra Nevada desde el interior de la Alhambra

MIRADORES

No solo existe en Granada el Mirador de San Nicolás, que por supuesto hay que visitar y disfrutar, lleno de gente y buen ambiente, vendedores de todo tipo, fotógrafos, pintores y músicos callejeros ganándose un dinero, etc.. Pero para mi gusto pierde todo su encanto al estar tan lleno de turistas que solo buscan la foto y casi ni se sientan a disfrutarlo, que es en sí lo bonito de ese lugar, esa mezcla de gente.

g7

El segundo más famoso es el Mirador de San Cristobal en la parte alta del Albaicín en el que ya puedes disfrutar de la La Alhambra sin agobios ni tanta gente.
Otro mirador que os recomiendo, sobre todo al atardecer es el Mirador de San Miguel Alto al que puedes llegar en coche si quieres. No es nada conocido y podrás disfrutar de las vistas con tranquilidad, que no son únicamente de La Alhambra, sino de toda Granada pero siempre con el monumento como primer plano.

g4
Vistas desde el Mirador de San Miguel Alto

Hay más, también destaca al atardecer y por tener otra perspectiva el Mirador de la silla del Moro, que se encuentra en el sendero del Barranco de la Silla del Moro. Desde allí las vistas de la ciudad y de los barrios más característicos como el Sacromonte y Albaicín son impresionantes.
Y así, hasta 6 miradores más perdidos por la ciudad y que no se suelen visitar: Placeta de Carnavales, Carmen de los Mártires, Carril de la Lona, Huerto de Carlos y los del Sacromonte.
Otro punto importante a disfrutar es recorre el Paseo de los Tristes (Cerrera del Darro) un día soleado disfrutando de las vistas

g5

BARES

Es uno de los puntos claves cuando visitas Granada, sus tapas. Pero tened en cuenta que el centro de Granada no es como en pueblos de alrededor o como en otras partes de la ciudad no turísticas como pueden ser el barrio universitario o la zona de la plaza de toros. Aún así, siempre hay algunos que destacan más que otro y otros que, al haber tantos, se te quedan pendientes para la próxima vez. Aun así, os voy a recomendar algunos que creo que vale la pena visitar, y espero poder ir actualizando la lista.

– Don Torcuato: se encuentra en la calle Pagés 31 cerca del Mirador de San Cristobal y tiene una terraza genial para los días con buen tiempo, unas tapas generosas y te atienden rápido y bien. En el segundo piso hay un comedor para comer de carta donde destacan sus platos de pescadito frito, de rape y verduras. Es frecuentado por gente de la ciudad y eso es un punto muy a favor suya.

– Bar Los Mascarones: en la misma calle Pagés, Nº 18 se encuentra este pequeño bar también frecuentado por granadinos. Es la antigua casa del poeta granadino Pedro Soto de Rojas y en él respiras un ambiente muy auténtico. Fuera hay un pequeño callejón donde puedes disfrutar de los días buenos ya que un camarero sale por la puerta trasera y te atiende perfectamente. Migas con sardina, rabo de toro y patatas revueltas con huevo, sus platos estrella.

– La Riviera: se encuentra en la c/Meriem Nº 7, una perpendicular a la C/ Elvira que desemboca prácticamente enfrente de la Catedral. Creo que es uno de los mejores bares de tapas de la zona centro (calle Elvira y alrededores). Trato bueno, rápido y eficaz, tapas buenas y  puedes elegirla de las que tienen en la carta, algo no muy común por la zona.

g3

– Teteria Baraka: se encuentra en la esquina de la c/ Elvira con la c/ Calderia Nueva, que es la famosa de las teterías. Muchas veces olvidada ya que la gente prefiere andar un poco por la calle antes de entrar a alguna tetería, y tampoco su aspecto acompaña: local pequeño, cartas viejas plastificadas, radiocasete en el suelo, aspecto viejo.. Pero he de decir que tiene los mejores dulces marroquís que probé por la zona, y de nuevo ves entrar gente de la zona a comprar dulces y llevárselos. Compras por unidades y te los comes allí acompañados de un té, o te los puedes llevar. En la c/ Calderia Nueva se encuentran muchas más teterías que ofrecen enormes crepes, tés y shishas para fumar, pero siempre nos decepcionan un poco, muy bonitas pero demasiado turísticas.

 

2 comentarios

  1. Pingback: Mulhacén – Mirada de rana

  2. Pingback: La Alpujarra | Mirada de rana

Deja un comentario