Centro Europa y Europa del este: Praga, Viena, Budapest y Bratislava

Esta entrada la dedico a un viaje que hicimos en agosto del 2010 recorriendo 4 capitales del centro de Europa. Estuvimos 10 noches y 11 días y este fue el itinerario y los gastos fijos del viaje:

ITINERARIO

– Vuelos: 163 euros por persona con una maleta de 15 kg facturada. La ida la hicimos desde Valencia a Praga con Smarthwings, compañía de la República Checa. La vuelta desde Bratislava a Alicante con Ryanair.

– Alojamientos: unos 200 euros en alojamientos por persona las 10 noches. Tres noches en Praga en Ditah apartament a través de Budgetplace a razón de 37,5 euros/pareja/noche (75 euros la noche entre 4); una noche en Viena en el hotel AllYouNeed Hotel Vienna2 contratado por Booking por 58 euros la habitación doble con desayuno; 4 noches en Budapest en Club Apartments and Rooms por 38 euros la habitación doble contratado por Budgetplace; dos noches en Bratislava en el Hotel Kyjev por 40 euros la habitación doble con desayuno contratado por Booking.

– Transportes: para trasladarnos de país utilizamos tren, de Praga a Viena costó 30 euros por persona, de Viena a Budapest 36 euros por persona, de Budapest a Bratislava 16 euros por persona.

– Gastos adicionales: habíamos leído que en Praga los taxistas son muy piratas, y vimos una página en la que se podía contratar un servicio que te lleva del aeropuerto a la puerta del hotel. Pagando en euros nos costó 22 euros entre los 4. Viendo el trayecto de 20 minutos en coche, lo que hubiésemos andado cargados con las maletas más los billetes de metro y de bus, creo que fue un acierto. Además el chico nos esperaba con nuestro nombre en una hoja aunque el vuelo llegó con retraso, y se ofreció a recogernos a la vuelta por 20 euros, aunque no nos hacía falta. Lo contratamos con http://www.transport-airport-prague.com/.  También compramos la PRAGACARD por 40 euros por persona, no la recomiendo porque al pagar tal cantidad te sientes “obligado” a hacer uso de ella y entrar a muchas “atracciones turísticas” que no tienen mucho valor ni importancia; además luego te encuentras con que te cobran la entrada para entrar a otras cosas más interesantes aunque tengas la Pragacard.
En 2014 hemos montados un viaje para un grupo de 6 adultos y utilizamos esta otra compañía con lo que contratamos dos traslados (aeropuerto de Praga-hotel; y desde el hotel de Viena al hotel de Budapest).

PRAGA

El alojamiento que contratamos está en Jecná Nº12, a 10 minutos andando del centro y con una parada de tranvía en la puerta. La casa está muy bien, es un piso completo para dos aunque de sobra para cuatro, tiene de todo y Vladimir el dueño es un tío genial. Nos da teléfonos de taxistas de confianza, nos explica sobre la ciudad, bares baratos, nos deja pagar al final para agotar las coronas, se ofrece a llevarnos en su coche cuando nos vayamos.. ¡De lujo!

Praga es una ciudad muy bonita, de cuento, donde disfrutas más fuera que dentro de los edificios o monumentos. Recomendable pasear por sus calles, entrar a los garitos para probar sus cervezas, sentarte en las plazas, pasear por el río, disfrutar de las panorámicas y de los artistas callejeros, etc..¡Nos encantó!

¿Qué ver?

Primero recordaros que como en otras ciudades existe la posibilidad de los tours gratuitos en los que eres libre de pagar o no al final del mismo, hay varias empresas ya que es un negocio que está creciendo a un ritmo vertiginoso, otra es esta. Únicamente te tienes que presentar a la hora y en el lugar indicado y disfrutar del tour. También existe la posibilidad de tour privado si prefieres algo más personal y de calidad, para el grupo de 6 adultos contratamos a una chica (daniela.stehlikova@volny.cz) por 90 euros el tour, hicieron dos en días diferentes y acabaron muy contentos con ella.
A parte de pasear por la ciudad, puentes y las catedrales, os describo lo que más nos gustó.

  • Torres: subimos a varias: la de la pólvora, la del reloj, las del puente de Carlos, la de la iglesia de San Nicolás. Algunas tienen exposiciones de fotos, cuadros, armas, museos, etc., aunque lo mejor son las vistas de la ciudad desde arriba.
  • Castillo de Praga: es un complejo que alberga varios edificios como la Catedral de San Vito, el tesoro de la corona, el Palacio Real Antiguo, la Basílica de San Jorge, la callejuela de oro, varios miradores, etc..
  • Colina de Petrin y Torre de Petrin: es una parque muy grande en una montaña para pasear con bonitas vistas. La torre, es una réplica a la torre Eiffel, construida dos años después y con 60 metros de altura (200 metros sobre el nivel del río), que te permite unas panorámicas impresionantes. La bajada la hacemos en funicular y el tiquet lo utilizamos para tranvías posteriores.

  • Barrio judío, Josefov: en él encontramos 6 sinagoga, el Museo judío y el viejo cementerio con más de 12.000 lápidas amontonadas. ¡¡¡¡No ir sábado que está todo cerrado!!!!
  • Ayuntamiento de la ciudad vieja: dentro tiene una capilla gótica, también ves el mecanismo del reloj de la Torre desde dentro, y unas galerías subterráneas del S.XII
  • El Museo de Mucha: es un artista checo que se hizo famoso en París. Algunas de sus obras son muy populares.
  • Cervecería U Fleku: C/Kremencova 9, bar mítico y legendario desde 1459 que fabrica su propia cerveza, está orientado para turistas pero vale la pena verlo. Es grande y con muchos salones. Su cerveza es negra pero muy buena, un sabor diferente y cuesta 59 czk 0,4L. Lo curioso es que nada más sentarte te ponen una jarra a cada uno sin pedir y pasa un camarero para ofrecer a los turistas chupitos de becherovka, un poco caros. Hay que estar al loro porque cuando te acabas la cerveza te ponen otra rápidamente, si la apuntan en la cuenta ya la tienes que pagar. Hay que acabar todos a la vez e irse.

¿Dónde y qué comer?

Es cierto que puedes comer por 5 euros por persona en cantidad y bueno, pero siempre fuera de la zona centro. En el centro de la ciudad es más caro, ya que a parte de inflar los precios para los turistas, te incluyen servicio y tasas de propina en el tiquet. Aún así, lo más caro que pagamos (y con diferencia) fue en uno recomendado por la guía, unos 17 euros por persona, pero con varios platos y chupitos.

Restaurante Blatnicka: en la esquina de la c/Michalska con c/Havelská, tiene una terracita en la parte peatonal. MENÚ: botella de vino de allí (bastante flojo), dos platos de gulash y dos platos combinados de carne, 9 euros por persona. Muy bueno, recomendable.

Restaurante Cierny Orel: en c/Uluzickeho seminaré 40, bajando del castillo. MENÚ: cuatro cervezas grandes, 4 sopas de ternera, 2 platos grandes combinados especialidad de la casa que incluyen pato y cerdo a la brasa, jamón, col y knedlik (especie de rebanadas de harina), 3 expresos y 4 chupitos (becherovka y slivovice) por 17 euros por persona. Muy bueno pero caro para turistas.

Restaurante Novomestsky pivovar: c/Vodickova 20. Restaurante típico que fabrica su propia cerveza, también orientado a turistas. MENÚ: dos entrantes, cuatro sopas de ajo con pan frito y hermelín, una bandeja de carne al estilo antiguo checo, un gulash rehogado con cerveza negra y cuatro cervezas de 1/2 L, acompañado de música y carta en castellano, todo por 10,5 euros por persona. Muy bueno todo y recomendable.

( pincha aquí para ver más fotos )

VIENA

Puedes comprar por 5,60 euros un billete que te vale para 24 horas de transporte público, aunque el segundo día no pagamos ni uno. El hotel está bastante céntrico, apañado y con un buen desayuno, hasta la 15:00 horas no puedes entrar. Viena es una ciudad muy castigada por la Segunda Guerra Mundial y muchos de sus edificios son relativamente nuevos. Sólo hicimos una noche y, aunque lo mejor es pasear por el centro sin rumbo e ir descubriendo la ciudad sin afán de nada más, esto es lo que más nos gustó:

¿Qué ver?

  • Palacio Belvedere: gran palacio con unos jardines.
  • Catedral: es gótica y muy impresionante, por la cercanía de los edificios de su alrededor. Entrar es gratis y dentro puedes pagar para ver el claustro. Recomendable por la vistas subir a la torre, son 3,5 euros por persona.
  • Hundertwasserhaus: apartamentos residenciales cuyo edificio es característico por sus extrañas formas y colorido, y contiene en su interior un centro comercial del mismo estilo.
  • El Prater: es un parque de atracciones muy corriente pero que tiene la noria más antigua del mundo en funcionamiento.
  • Apartamentos reales y museo de Sisi Emperatriz: en Holburg, cuesta 10 euros por persona con audioguía y está enfocado a que los turistas pasen dos o tres hora apretados viendo cosas (muchas de ellas sin importancia) sin parar acabando en la tienda de souvenirs. Es mejor hacer la primera parte rápido y dedicarle más tiempo a los apartamentos.
  • Palacio de Schönbrunn: para mí lo más bonito con diferencia, palacio de verano de emperadores con unos jardines impresionantes a la par que inmensos. Imprescindible dedicarle tiempo y pasear por sus bosques.
  • La Opera: la visita de 40 minutos con guía en castellano cuesta 5 euros, con morro y carnet de estudiantes caducado 2 euros cada uno. 

¿Dónde y qué comer?

En Viena tiramos de sandwichs y puestos en la calle excepto una noche.

  • Un bar de barrio sin mucha carta que está en los apartamentos Hundertwasserhaus, subiendo una escalera pegada a los mismos. MENÚ: 4 copas de vino blanco de allí, 5 platos de gulash, 3 platos de chili con carne, dos botellas de litro de vino. No sé lo que pagamos, pero estuvo muy bien, bueno y recomendable, además la chica se portó genial con nosotros.
  • Hay que probar los dulces de Viena, la tarta Sacher (chocolate negro con mermelada de albaricoque), los pasteles de manzana, los rollos de hojaldre rellenos de queso…

 

( pincha aquí para ver más fotos )

BUDAPEST

El hotel está en la c/Veres Pálné Utca 7, a dos minutos del puente de Sisi. La habitación con su baño propio mejor que la de muchos hoteles, la ubicación perfecta, y además tienes un ordenador con Internet, cocina, lavadora y demás en común por si quieres hacer uso. Normal que tenga la nota que tiene en páginas como booking. Recomendable 100%.

Budapest al principio nos pareció un poco caótica, sucia y destruida, también fue muy castigada por la guerra y eso se nota; pero para nada acabamos con esa idea. Nos encantó y disfrutamos un montón en ella, además hay mucho ambiente joven y vida nocturna (a diferencia de otras capitales europeas). Al igual que en las otras ciudades voy a destacar lo que más nos gustó y cosas de interés. Apuntar que es mucho mejor cambiar el dinero allí, en la zona centro, que en los aeropuertos o estaciones de tren, incluso mejor que aquí en España. No pagamos ni autobuses ni tranvías casi nunca, teníamos un billete preparado por si acaso, y lo utilizamos dos veces, aunque dicen que si te pillan son muy estrictos y van a por el turista. En el metro son más estrictos aún, aunque nosotros no cogimos ninguno.

¿Qué ver?


Al igual que en Praga puedes hacer varios tours gratuitos en los que te muestran la ciudad con diferentes empresas. No olvidar ver el atardecer desde el Bastión de los Pescadores, y luego el mismo Bastión y el Parlamento iluminado.

  • Parlamento: se hacen visitas de 45 minutos con guía en castellano y gratis si eres ciudadano de la unión europea y llevas DNI. Aunque hay que hacer buena cola si no madrugas. Vale mucho la pena verlo, te lo explican muy bien y es un edificio impresionante.
  • Buda: hablo solamente de la parte turística. El bastión de los pescadores, el Palacio de Buda, jardines, murallas, la calle Uri Utca, plazas y parques, conforman un barrio muy bonito digno de visitar.
  • Basílica de San Esteban: bonita e imponente, tienes la opción de pagar para entrar la Basílica, y otra entrada de subir a la torre. Subir cuesta 500 florines (menos de 2 euros), si dices que eres universitario 400 f y podrás disfrutar de unas vistas privilegiadas.
  • Ciudadela: punto más alto de la ciudad que conserva la fortaleza que ocuparon los nazis y un búnker. Entrar a él cuesta 1200 f por cabeza, es un lugar estremecedor lleno de imágenes sobre la ocupación nazi que te dejan impresionado. Es duro pero vale la pena verlo para conocer y saber que es lo que no hay que volver a hacer.
  • Museo del terror: en la c/Andrássy út 60, más duro si cabe que el búnker.
  • Sinagoga: es una de las más grandes del mundo. Hay 3 tipos de entrada, nosotros pagamos por ver la sinagoga y el parque memorial con guía en castellano. Costaba 2400 f pero pagamos 1600 f por universitarios. Es muy bonita y con mucha luz por dentro, por detrás está el cementerio judío y el parque memorial que antes era un ghetto judío.
  • Balneario de Széchenyi: es la ciudad de los balnearios, hay cientos y de todos los tipos. Este es de los más famosos y grandes de Europa, con una parte exterior grandísima rodeada de edificios con termas por todos los sitios. Se encuentra dentro del Parque Városliget y costó 3100 f por persona, con la entrada a las termas (a las 19:00 las cierran). Pasas un buen rato de relax allí viendo a los autóctonos jugar al ajedrez dentro de las piscinas. ¡¡Mejor llevar toalla!!
  • Isla Margarita: una isla que hay en el río, es el pulmón de Budapest. Llena de jardines, parques, zonas deportivas, etc.. Ideal para desconectar un poco.

¿Dónde y qué comer?

Al igual que en Praga, puedes comer muy bien y en cantidad por menos de 5 euros, pero siempre lejos del centro o de zonas con algo turístico cerca. En plan guiri, puedes comer y no superar los 15 euros por persona.

  • Zona Parlamento: por detrás de él, la esquina de c/Szemere con c/Szalay U, una terraza que tiene unas escaleras hacia abajo con una especie de comedor para la gente que trabaja por la zona, en plan bandeja y te van poniendo, como un comedor de cárcel. Ahora bien, nos hinchamos a comer por 5000 f (menos de 20 euros) entre los 4. Si estás por la zona muy recomendable por el precio.
  • Restaurante Fatal: recomendado en todas las guías pero empieza a encarecerse, además el trato es muy malo. Los platos son bestiales, con uno podrían comer 3 personas, pero te obligan a pedir uno por cabeza, y una ensalada no cuenta como plato. Nosotros nos levantamos y nos fuimos del bar por el trato del camarero que nos obligaba a pedir mínimo ensalada y 4 platos.
  • Frici Papa Kifozdeje: comida típica húngara, platos copiosos y precios muy bajos. Por 5 euros comes de sobra. No busques comodidades ni lujos, sólo comer comida típica bien y barato, además con carta en castellano. Muy recomendable, está en la c/Király utca 55, cerca de la Ópera.
  • También se come bueno y barato en el Mercado, en los puestos de comida.

Sitios para tomar algo y salir de fiesta

-The Pointer pub: perfecto para tomar cervezas, con mucho ambiente.

Szimpla: para salir de fiesta, mucho ambiente.

-Calle Raday: nos mandó la chica del hotel, es una calle llena de restaurantes y bares, con bastante ambiente de turista y eso se paga. Por la tarde está llena de gente tomando cervezas.

Gödör klub: tanto para tomar algo como de fiesta, hacen muchos conciertos.

A38 Ship: es restaurante y discoteca, hacen cantidad de música en directo.

Instant pub: en c/Nagymezö utca 38, único por su decoración.

Morrison pub: tiene dos pubs.

( para ver más fotos pincha aquí )

BRATISLAVA

Esta ciudad suele estar olvidada en los tours de las agencias de viaje, y para mí fue un gran descubrimiento. Perfecta para pasar un fin de semana, bonita, muchísimo ambiente (perfecto para acabar el viaje), barata y con aeropuerto para volver desde allí y no tener que trasladarte otra vez. Acabamos el viaje allí porque Ryanair ofrecía un vuelo directo a Alicante y nos venía bien. El hotel está a escasos 5 minutos del centro, es de aspecto soviético, un poco antiguo, pero por el precio está genial, además el desayuno está muy bien.

¿Qué ver?

Es una ciudad muy pequeña y si estás en el centro no te hace falta coger transporte público si quieres. Nosotros o conocíamos nada de ella así que optamos por descubrirla poco a poco.

  • Primordial pasear por el centro de la ciudad e ir descubriendo sus calles, callejones y plazas por tí mismo, parando en sus terracitas y bares con DJs o música en directo.
  • Puente nuevo y la torre del mismo: la torre es un mirador a 85 metros de altura, y allí hay un restaurante.
  • Castillo de Devin: para ir cogemos debajo del puente nuevo el autobús 29 que nos lleva a Devin, a 13 km de Bratislava. Allí encontramos las ruinas de un castillo que data del siglo XI en lo alto de una colina, la entrada son 3 euros. Volvemos con el autobús 28.
  • Castillo de Bratislava: está en lo alto de la colina, muy bonito y con vistas inmejorables del Danubio.
  • Blue church: esto es más curiosidad, es una iglesia de color azul de “art nouveau” de estilo modernista.

¿Dónde y qué comer?

Cenamos cada noche en una terraza diferente del centro, una al lado de la otra. Una noche pagamos 47 euros (cuatro platos y un litro de cerveza por cabeza) y otra 63 euros ( comimos ensalada, dos entrantes, 4 platos, 8 copas de vino, dos postres y chupitos). Con esto vengo a decir lo mismo que en las otras capitales, si quieres comer barato solamente tienes que alejarte del centro, en el hotel el plato más caro eran 3 euros. Para ser el centro y lo que comimos está muy bien de precio, pero sabes que estás pagando ser turista y la zona.

Sitios para tomar algo y salir de fiesta

El centro estaba lleno de grupos de alemanes e ingleses de despedidas de solteros/as, y mucha gente joven de la ciudad. Además de gran variedad de pubs y discos por doquier.

  • Justo debajo de la torre del puente nuevo, hay una discoteca al aire libre en la orilla del Danubio.
  • Disco/pub Río, con una parte más tranquila arriba y la disco en el subterráneo.
  • U.Dezmara, un garito en c/Klariská con DJs y ambiente más eslovaco, no turístico.

( para ver más fotos pincha aquí )

4 comentarios

  1. Pingback: Free-tours Webs de tours gratuitos por las principales ciudades del mundo

  2. Pingback: Itinerario: Praga, Viena, Budapest y Bratislava | Mirada de rana

  3. Jeje.. Gracias!! Puff, Londres me cuesta ponerme por lo mucho que hay, pero lo haré en breves!!

  4. joder nene menudos curros te pegas ,esta guapisima la pagina felicidades y sigue asi ( a la espera que llegue londres jajaaj)SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *