Picos de Europa

Es nuestra segunda visita a Picos de Europa y en ambas nos hemos quedado en el camping Naranjo de Bulnes que tiene unas instalaciones muy buenas, cómodo, con un buen restaurante y bien situado, en pleno Concejo de Cabrales, por lo que puedes disfrutar también de buena gastronomía y de sus famosos quesos.

La zona da para visitarla todos los años y cada vez hacer rutas nuevas, es a la par de grande como de bonita, uno de los parajes de montaña más preciosos e impresionantes de España. A parte de montaña, hay cerca zonas costeras que puedes visitar como la parte comprendida entre Llanes y Ribadesella.
Este año estrenamos tienda, por si os interesa, es la Mc Kinley Alpha 5, nos ha ido genial. Se monta rápido, muy espaciosa, ventilada y resistente.
Hemos estado 5 noches, por lo que hemos contado con 4 jornadas completas allí que aprovechamos al máximo: 1º día ruta del Cares, 2 día escalada y costa, 3º día Pico de Urriellu, 4º día ruta a Tresviso.

RUTA DEL CARES

Es una ruta sencilla que la puede hacer cualquier tipo de persona y niños, incluso en periodos vacacionales parece una romería. Nosotros aprovechamos un día que marcaba lluvia para hacerla y fue buena idea ya que nos encontramos con mucha menos gente, y si tienes suerte te puedes tapar del chaparrón, y si no pues lo disfrutas como nosotros. Al igual que en toda la zona hay que madrugar para aparcar cerca, o si son fechas festivas hay transporte público desde Arenas de Cabrales. Para llegar hay que ir a Arenas de Cabrales y coger el desvío dirección Poncebos, y cuando se llega al mismo, el camino y el parking está marcado. En periodos de vacaciones hay gente informando y controlando un poco los coches.

La ruta son 11 kilómetros de ida y otros 11 de vuelta por el mismo camino, transcurre desde Poncebos (Asturias) hasta Caín (León) por un desfiladero que sigue el transcurso del río. Aunque realmente empieza (o acaba) 10 kilómetros después, en la Posada de Valdeón, la gente suele hacer solamente el primer tramo por su espectacularidad.
Quitando los dos primeros kilómetros desde Poncebos, que si que tienen un poco de desnivel, el resto de la senda es llana y con un firme ancho y seguro. Es fácil y multitudinaria, pero os recomiendo mucho hacerla porque es bonita e impresionante. Además de las vistas, por la senda siempre suele aparecer algún rebeco curioso demandando comida a los transeúntes.
Marca unas 6 horas entre ida y vuelta, aunque eso es a un ritmo muy tranquilo y con mucha pausa. Nosotros la hicimos en 4.
NOTA: cuando se acaba la ruta en Poncebos puedes pegarte un baño de agua helada en una poza muy bonita, al inicio de la ruta Poncebos-Bulnes, nada más cruzar el puente se baja por la derecha al río. Es un escondite precioso para relajarse, pegarse un baño revitalizante (y muy frío) y disfrutar del mismo.

ESCALADA

Quisimos probar una mañana las vías del norte, y cerca del camping hay una escuela, Las Cabadas, en Arena de Cabrales. Para llegar desde el camping hay que llegar al pueblo y en la doble curva coger la calle que sale a la derecha (en el centro del pueblo antes del desvío a Poncebos) y seguir subiendo, cuando se llega a un transformador grande, sale una senda a la derecha que ya indica la escuela (si preguntas te indican, es muy fácil). Se sigue la pista y cuando se bifurca se deja el coche, y andando unos 70 metros por la de la izquierda y se coge una sendita que atraviesa el bosque (vas viendo la pared todo el rato hasta que entras en el bosque). El lugar está muy bien, cómodo, con sombra, vías fáciles (máximo 7a+ aunque predominan los 5º y 6º).
Cerca hay otras escuelas, con más variedad de grado, en Poo de Cabrales y en Carreña de Cabrales, aunque esas escuelas no las visitamos.

PANDEBANO-PICO DE URRIELLU-PANDEBANO

Antes de llegar a Sotres, (desde Arenas de Cabrales dirección Poncebos-Tielve-Sotres) en la última curva cerrada de izquierdas se coge el camino a la derecha dirección los Invernales del Tejo, unos metros más adelante se bifurca y hay que coger el de la derecha que te lleva hasta Pandebano. (NOTA: el camino está muy mal, y más para turismos. Además, los coches que van dejando a mitad del camino en los lados dificultan todavía más el paso en algunas zonas donde el camino está fatal. Nosotros dejamos el coche bajo del todo, antes del zig zag, pero se añaden unos 3 kilómetros a la ruta con buen desnivel). Desde el parking de arriba, marca unas 3:30 horas, pero de nuevo ese tiempo es a paso tranquilo. La ruta es sencilla con unos mil metros de desnivel, algo más exigente al final y pega el sol prácticamente a toda hora, recomendable salir pronto. Al principio hay muchas posibles sendas que no están marcadas pero todas te llevan al mismo sitio, a partir de la primera colina, ya está bien marcado. La senda es muy bonita y el paisaje brutal, cambiando de manera progresiva: prados verdes llenos de vacas, montañas, cortados, desfiladeros, pedreras, rebecos, nieve.., y todo ello con el Pico de Urriellu (Naranjo de Bulnes) marcando el final.

Cuando se llega al refugio de Urriellu, el pico se hace más imponente si cabe, y si se tiene suerte puedes ver a gente escalando sus paredes. Un descanso merecido disfrutando del lugar y vuelta deshaciendo tus pasos.
Recomiendo mucho esta ruta, a la vuelta paramos en la poza de Poncebos, que el baño fue merecido.

URDÓN-TRESVISO-URDÓN (CANTABRIA) 

Esta ruta nos la recomendó un amigo (gracias Antonio!) y aunque teníamos dudas de si hacerla o no por las fuerzas, elegimos bien ya que nos encantó.
Para llegar a la salida hay que ir desde Panes hacia Potes por el desfiladero de La Hermida, y enseguida se llega a la central hidroeléctrica de Urdón. El parking es pequeño, para unos 15 coches y se llena enseguida, en la parte de la derecha por donde empieza la ruta caben otros 6 o 7 coches más. Si no madrugas te toca aparcar lejos y volver andando por la carretera. Se puede dejar el coche tapando una antigua marquesina de parada de autobús.
La ruta es la más dura de las tres ya que no paras de subir en ningún momento (unos 800 metros de desnivel) por un camino que se construyó a mediados del S.XIX para bajar el Zinc desde Tresviso a Urdón para después transportarlo por el río. En todo momento está bien indicada, marca unas 3 horas aunque de nuevo es con un paso relajado.
Tras dejar la central a nuestras espaldas y cruzar un par de puentes, comienza el desnivel que ya no se deja hasta el final de la ruta. La característica principal de la misma son los enormes e interminables zig-zags que tienes que recorrer y que divisas continuamente mires hacia delante o hacia atrás.

A parte de las vistas, de las antiguas minas de Zinc que ahora se utilizan para curar quesos y de Tresviso, durante la segunda mitad de la senda puedes disfrutar del vuelo de los buitres de la zona. Si tienes suerte y vuelan cerca es impresionante!!
Una vez arriba, imprescindible parada en el bar de Tresviso (arriba después de la fuente) para degustar un poco de queso Picón, cecina y choricitos a la sidra. Aunque el “poco” no es lo mismo que en Valencia ya que los platos son colmados.
Vuelta por el mismo camino para acabar con un baño en las pozas del río. Se puede bajar hasta bajo, y en el puente que cruza la carretera puedes bajar y bañarte, aunque hay unas pozas antes de acabar el descenso, en el primer puente que te encuentras, muy bonitas.

COSTA

La tarde de relax la dedicamos a visitar la costa entre Llanes y Ribadesella. Primero visitamos los acantilados de Cuerres (dirección acantilados siguiendo los carteles del PR y del hombrecito caminando) y llegas a la zona recreativa. Las vistas del mar Cantábrico y de la costa abrupta son bestiales, y si tienes suerte (hay que ir cuando hay muy mala mar) ves en el lado de Llames el agua salir expulsada como un geiser por los Bufones de Pría. También se puede parar en el lado de Llames, y si no hay mala mar, asomarse por los agujeros de los bufones.
Volvemos dirección Llanes y en Naves cogimos la carretera a la izquierda dirección autovía, y antes de entrar a la autovía sale un camino en recto que te lleva hacia la costa. Allí encontramos la playa interior de Gulpiyuri, formada por el agua del Cantábrico que atraviesa el acantilado por una cueva y sale unos 100 metros después, a espaldas del mar.

Para acabar la ruta de coche seguimos dirección Llanes y nos desviamos hacia Niembru, Barru y Celorio por una carreterita que bordea la costa, donde se encuentran cientos de rincones bonitos y playas. Paramos en una de las playas de Celorio, la de Borizu, para disfrutar de las vistas sentados en la zona recreativa, estaba llena de gente con un ambientazo genial gracias al chiringuito. Tabla de quesos y botellas de sidra disfrutando del mar. Imprescindible la visita!!

PRÓXIMA VISITA

Para la próxima tenemos en mente hacer parte del GR E9, una senda costera que cruza toda Asturias y llega a Galicia. En este viaje y aunque fue en coche nos acercamos un poco por la zona y nos encantó.

¿DÓNDE COMER?

Hay muchísimos sitios para comer, muchos orientados al turismo que cada vez más hace de los Picos de Europa una zona a veces masificada. Voy a recomendar los que a mi parecer, son los mejores en calidad-precio de los que he visitado.

  • CHIRINGUITO PLAYA BORIZU: si llegas a media tarde es un lugar perfecto para cenar de tapeo y no sólo frío como cecina o quesos, tienen sardinas a las brasas, pinchos, carne, etc.. Todo acompañado de un ambiente genial y de unas vistas únicas.
  • RESTAURANTE LA FUENTINA: está en Camarmeña (desde Poncebos sube una carretera) y tiene una terraza con unas vistas geniales a la senda de Poncebos-Bulnes y al Pico de Urriellu. Menú para dos: una fabada, patatas fritas al cabrales, ternera estofada, pan, botella de sidra y dos cafés. Todo por 25,40 euros, buenísimo y los platos con mucha cantidad.
  • RESTAURANTE DEL CAMPING DE NARANJO DE BULNES: de menú comes cantidad y bueno, por 10 euros con pan, bebida y postre. En la carta tienes más cosas para elegir, tanto de platos como de tapeo, algunas tapas como los nachos son enormes.
  • PEÑA CASTRIL es un hotel en Sotres, perfecto para recuperar fuerzas después de subir al Picu. Tenía menú pero preferimos pedir la carta y compartir. Menú para dos: botella de sidra, cerveza, ensalada mixta, media tapa de chorizo casero, media de queso de cabrales, cabritu y tarta de queso. Todo por 35 euros, buenísimo, el cabritu especial. (En Sotres también nos recomendaron a parte de Castril el restaurante Cipriano).
  • BAR DE TRESVISO: nosotros íbamos a almorzar algo en la terraza y acabamos comiendo de la cantidad que te ponen en las tapas. Dentro tienen restaurante pero no lo probamos. Menú de almuerzo para dos: media de cecina, “un poco” de queso picón (nos sacó una cuña entera de las que venden por 5 o 6 euros) y chorizos, más tres cervezas y una barra de pan buenísimo. Nos cobró 16 euros, especial todo. Además puedes comprar queso Picón.

(si quieres ver más fotos pincha aquí)

2 comentarios

  1. I really like your writing style, excellent info, thank you for putting up dabaekacagea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *