Benitatxell

Situado cerca de la costa del norte de Alicante (Marina Alta) entre Calpe y Jávea (Xàvea) encontramos Benitatxell, un pueblo con 3 espectaculares calas de agua cristalina dentro de su término.
Antes de nada aviso del también horripilante paisaje urbanístico que os vais a encontrar en muchas zonas hasta hace relativamente poco vírgenes, y ahora repletas de monstruosas urbanizaciones colocadas unas encima de otras destrozando el litoral (Made in Comunidad Valenciana).
Junto a Moraira, Benitatxell es una zona de turismo familiar, tranquilo y sin las excesivas masificaciones que se suelen ver en Jávea o Calpe, aunque cada vez son zonas más visitadas, sobretodo en agosto.
Para alojarse hay muchas opciones. Una muy buena, barata y recomendable es el albergue de Moraira, tienes habitaciones dobles muy bien equipadas. Aunque también os digo que en verano es casi imposible reservar. Nosotros hemos estado en 4 sitios diferentes, y el más recomendable es Casa Montgó con unos dueños cercanos y amables, una situación inmejorable para visitar toda la zona (desde Xàvea hasta Moraira) y unas vistas sin igual hacia el Montgó.

 
Benitatxell

Vistas hacia el Montgó desde “Casa Montgó”

CALA DEL MORAIG EN BENITATXELL

La cala del Moraig se encuentra al final de la carretera de la urbanización de Cumbres del Sol a la que se accede desde Benitatxell (por la salida hacia Jávea). Es de fácil acceso, se puede llegar en coche prácticamente hasta la arena, pero si no se madruga siempre está lleno y te toca dejar el coche en el parking de arriba, situado a unos 400 metros después de una subida enorme. Si llegáis tarde, es recomendable bajar en coche, dejar los bártulos y aparcar arriba.
 
Benitatxell

Benitatxell

Es una cala de cantos rodados con alguna pequeña zona de arena, aconsejable llevar escarpines para el baño (como en toda la zona). Hacia la izquierda hay una senda que te lleva a unas rocas desde las que puedes saltar al mar y hacer psicobloc en la parte baja. Nadando se llega a una pequeña cala de piedras, anterior a la de los Tiestos, que depende de las mareas está cubierta o no de agua.
Es una zona muy bonita, aguas cristalinas perfectas para bucear, más de 4 metros de profundidad enseguida y mucha roca.
Hacia la derecha encontramos La Cova dels Arcs desde la que se puede dar un gran salto al vacío de unos 12 metros de altura. Si sigues un poco más (recomendado en kayac o patinete aunque también se puede llegar nadando) en el siguiente saliente te encuentras con una entrada a una especie de piscina natural que queda justo debajo de la Falla del Moraig, que es la salida de un río subterráneo, ideal para hacer submarinismo técnico (siguen estudiándola y descubriendo nuevas grutas).
Vale la pena ir y disfrutar del lugar, de las mezclas de corrientes, de aguas frías y calientes, de aguas dulces y saladas.

Benitatxell

Desde la parte de la izquierda se puede saltar al mar

Cien metros antes de la playa en plena cuesta, sale una senda hacia la derecha desde donde comienza la Ruta de la Falla del Moraig (muy corta, 15 minutos) para acceder a la falla y tener unas vistas impresionantes de la cala. Recomendable llevar calzado adecuado, hay zonas que quedas bastante expuesto.

CALA DE LOS TIESTOS EN BENITATXELL

Es una de las calas más bonitas y tranquilas de Alicante, al menos para mí, la cala de los Tiestos o dels Testos. La descubrimos de casualidad buceando desde la cala del Moraig y nos fascinó. Aguas cristalinas, privacidad, relax, entorno natural.. No podemos pedir más!!

Como tal rincón especial es algo complicado llegar a él y como siempre pasa con estos lugares, nos encontramos con el dilema de contar o no dónde está. Yo creo que sí, porque gracias a otros blogs he encontrado muchos sitios y rincones, pero hay que estar concienciado para cuidar de estos espacios únicos y vírgenes, respetarlos y dejarlos tal y como los encuentras. ¡Limpios!

Benitatxell

Benitatxell
Benitatxell

Hay dos formas de llegar:

  • Una es descendiendo por el barranco que acaba en la cala. La entrada al barranco se encuentra en el parking que hay antes de la bajada a la cala del Moraig. Desde el puente salen unas escaleras que bajan al barranco.
    Se tarda unos 20-30 minutos ya que la senda es un poco irregular y no está limpia de matorrales, además las piedras están muy lavadas y resbalan bastante (aconsejable hacerlo con calzado adecuado de montaña y no con chanclas) y hay que descender 3 paredes de 4 a 6 metros. El nivel de dificultad es medio. Se puede hacer cargado con nevera, sombrilla y equipos de snorkel, aunque aumenta la dificultad y el cansancio. Además hay unas cuerdas fijas para ayudar a bajar y a subir. Puedes atar los bártulos a la cuerda y bajarlos primero.

Benitatxell

Benitatxell
  • La otra forma de llegar es nadando o buceando. El problema es que si lo haces así, es para verla y volver, y no la disfrutas igual. Una opción puede ser alquilar un patinete en la cala del Moraig o utilizar una barca hinchable para transportar las cosas. De una forma u otra, es un lugar digno de visitar, perfecto para descansar, tomar el sol, hacer snorkel en sus aguas cristalinas y psicobloc (en la parte de la derecha), y algo de búlder en la izquierda antes de la cueva.
    Si te quedas a dormir hay que tener en cuenta una cosa muy importante, ¡¡los mosquitos!! La última vez nos acribillaron ya que no íbamos preparados contra ellos, ningún tipo de repelente, tampoco mosquitera. Aun así, la experiencia fue muy bonita si no llega a ser por la cantidad de basura que nos encontramos allí y que tuvimos que recoger ya que nos negábamos a ver la cala así. Por favor, lo repito, si bajáis a disfrutar de la cala sed respetuosos con ella y tened en cuenta que la basura que creéis tenéis que subirla.

 Benitatxell

CALA DEL LLEBEIG EN BENITATXELL

 Benitatxell

Es la tercera cala de Benitatxell, la más alejada y por tanto la menos concurrida. Como mucho encuentras a los dueños de las antiguas casetas de pescadores de la zona que van a pasar el día en familia. Totalmente virgen, llena de algas y de roca, es una pasada de cala para bucear. Aguas cristalinas con diferentes tonalidades de azul, tranquilidad y relax. Si la de los Tiestos reúne esas características, la del Llebeig las duplica.

Aunque es cierto que no es un lugar cómodo para estar, hay un par de losas de cemento en la parte de la izquierda, y otras en las casas de los pescadores y un manto de algas secas sobre las rocas que hacen de colchón, es un lugar digno de ver y de visitar, aunque no sea en verano.
Para llegar tienes que andar unos 30 o 40 minutos por la Ruta de los acantilados, una senda local preciosa que te regala unas vistas impresionantes de la costa y su paisaje abrupto, en la que encuentras antiguas cuevas y refugios utilizados por contrabandistas que solían utilizar esta zona de difícil acceso.

Para comenzar la ruta cuando llegas al parking de arriba de la cala del Moraig sale una carretera hacia la derecha, la coges y 200 o 250 metros después en la parte de la izquierda comienza la senda, está indicada. Una vez que subes las escaleras y miras hacia la derecha hay dos sendas, la de los acantilados es la de la izquierda.

Es ancha, fácil y cómoda en su mayor parte, se estrecha un poco al final y tienes unos últimos 25 o 30 metros finales que se estrecha mucho y te quedas cerca del acantilado (aunque es fácil de pasar). Desde allí ya divisas la cala, solamente te queda bajar, aunque con bastante desnivel, una senda marcada que te lleva a la cala, y al final del Barranco de las viudas (otra ruta que te lleva desde allí a Moraira).

Os recomiendo visitarla, aunque no sea época de baño, como paseo de montaña porque la zona es preciosa.
Dato importante: el Sol da y duro durante toda la mañana, recomendable visitarla a primera hora o ya por la tarde, sobretodo en verano. Para volver, a partir de las 15:00 horas ya empieza a haber sombra por la ruta, y se puede volver.

Deja un comentario