Sumatra – Bukit Lawang

Madrugamos para no llegar tarde al aeropuerto de Semarang por tercera vez en 3 días y desayunamos allí mismo antes de comenzar nuestra ruta hacia Sumatra-Bukit-lawang. Tocaba despedirse de los chicos que volvieron a Bali a pasar 2 días en las playas del sur buscando relax y no complicaciones.

A nosotros nos quedaba sin embargo un día largo y cansado de transportes, negociaciones y búsqueda de alojamiento en Sumatra-Bukit-lawang. Para llegar a Medan, en la isla de Sumatra, hicimos dos paradas previas, una en Jakarta (Java) y otra en Padang (Sumatra).

Nada más llegar nos informamos de cuánto nos costaría llegar a Bukit-Lawang por nuestra cuenta en autobuses. Tuvimos suerte ya que encontramos a una mujer que era guía turística, nos acompañó a la estación y preguntó por nosotros los precios.

No era barato, y sobretodo perdíamos mucho tiempo, así que decidimos coger un coche privado para que nos llevara, aunque costaba 500.000 rupias y era mucho para dos. Pero en medio de la negociación vimos a una pareja joven con mochilas, les preguntamos si iban a Bukit y que si querían compartir taxi con nosotros, y así nos beneficiábamos los 4.

Aceptaron y nos salió bien la jugada, ya que pagamos 125.000 rupias por persona, fuimos directos haciendo un par de paradas para comprar o ir a un baño, y tardamos 3:30.

En autobús hubiéramos pagado 115.000 rupias por persona y hubiese rondado las 7 horas de trayecto, ya que había que coger uno del aeropuerto a la estación que costaba 40.000 rupias, luego esperar en la estación hasta que saliera uno hacia Bukit-lawang por 75.000 rupias.

SUMATRA-BUKIT-LAWANG

Bukit-Lawang es un pequeño poblado al norte de la isla y que queda emplazado al lado del río Bohorok y del Parque Gunug Leuser, patrimonio de la humanidad y donde puedes disfrutar de multitud de animales viviendo en libertad, y sobretodo del orangután de Sumatra, ya que es una zona de recuperación de estos simios que sufrieron la tala masiva de sus selvas y una salvaje y desmedida caza posterior. Hoy en día se ha convertido en un pueblo totalmente turístico donde prácticamente todos sus habitantes viven de ello: transportes, guías, actividades en el río, restaurantes, tiendas, hoteles, etc.. Pero siempre un turismo no voraz, con ganas de vivir la experiencia y sin masificaciones ni prisas. Es un lugar perfecto para relajarte y pasar unos días disfrutando de la naturaleza, de unos días de relax y del buen ambiente, ya que en muchas ghesthouse hacen fiestas por las noches con música en directo tocada por lugareños.

Una vez que llegamos a Sumatra-Bukit-lawang, nos encontramos con muchos comerciales que están a la espera en la parada del taxi. Los otros chicos tenían una reserva en un hostal, nosotros nada. Además era un poco tarde así que accedimos a que un chico que se llamaba Anzala nos llevara a buscar alojamiento, con la condición que queríamos ver las habitaciones antes. También acompañó a nuestros acompañantes al suyo. Nos enseñó varios Ghesthouse y de varios precios: desde 100.000 rupias la noche hasta 500.000 rupias. No queríamos algo muy caro, nada más que cómodo y con baño privado.

Algunos que tenían buena pinta estaban llenos, así que nos decidimos por el primero al que nos llevó, que costaba 250.000 rupias la noche, pero que si hacíamos las actividades con Anzala, él nos pagaba 50.000 rupias por noche, así que nos costó 200.000 rupias la noche, habitación doble con baño privado y terraza que daba al río. Era el MBoy GhestHouse, tenía un bar con terraza mirando al río y donde tenías wifi. La verdad es que acabamos muy contentos con el alojamiento.

Esa misma tarde noche negociamos con Anzala hacer la excursión por la jungla para ver los orangutanes y bajar por el río haciendo rafting en unos neumáticos, pero sin hacer noche. Nosotros ya habíamos experimentado suficientes noches lo de dormir al raso e íbamos un poco justos de días.

Nos enseñó una tabla de precios comunes para todos los guías, y a partir de ahí le apretamos. Aunque era muy tarde y no queríamos marearnos más, ya estábamos alojados en un buen lugar gracias a él, así que aceptamos el trato. Le bajamos de 90 a 80 euros por los dos, con la condición de hacerlo solos o con un grupo pequeño.

Esa noche cenamos en el MBoy, con cervezas, varias raciones de patatas recién hechas buenísimas y sandwichs, por 158.000 rupias.

 

2 comentarios

  1. Pingback: Lago Toba – Mirada de rana

  2. Pingback: Itinerario Indonesia – Mirada de rana

Deja un comentario