Berlín

Acabamos de visitar Berlín y de disfrutar de una de las mejores fiestas del mundo de fin de año, la que se realiza y congrega a más de 1 millón de personas en la Puerta de Brandenburgo.

Llevábamos muchos años queriendo ir pero los vuelos por esas fechas siempre estaban por las nubes, nunca mejor dicho. Este año de casualidad lo miré y salían genial de precio y además desde Alicante, así que no nos lo pensamos mucho.

Compramos los vuelos a través de Ryanair y nos costaron 110 euros por persona desde Alicante al aeropuerto berlinés de Berlín-Schönefeld. 

Berlín

Berlín

Alojamiento en Berlín

Para alojarnos en Berlín tuvimos algo más de problemas debido a las fechas, que hacía de dormir el 30 y 31 algo realmente caro. Las primeras 3 noches nos hospedamos en el Hotel Leonardo Royal Hotel Berlin gracias a una oferta que encontramos en Agoda.

Nos salió la noche a 60 euros la habitación doble sin desayuno. El hotel tiene 4 estrellas y está bastante bien, camas muy cómodas y todo muy limpio. No es comparable a los hoteles de 4 estrellas de España, pero está muy bien y bastante céntrico.

Las últimas dos noches las teníamos sin contratar hasta prácticamente 15 días antes de irnos, esperando encontrar alguna oferta de última hora. Y finalmente apareció a través de HRS un ofertón en el hostal Sophienhof.

Es una pequeño hostal repartido en varios edificios que dan al mismo patio interior y que cuenta con varios tipos de habitaciones. En nuestro caso, eran las dos últimas habitaciones dobles que quedaban en un cuarto sin ascensor y con dos baños para compartir entre 6 habitaciones.

El precio era impresionante e insuperable, 49 euros las dos noches con desayuno por habitación doble, y la ubicación inmejorable, en la calle Sophienstrasse.

Ahora, después de haber ido, puedo decir que todo un acierto: las habitaciones resultonas, cálidas y con unas camitas bastante cómodas, un salón-cocina para poder estar, y dos cuarto de baño completos siempre muy limpios y podríamos decir que uno exclusivo para nosotros. El desayuno variado y generoso, con wifi en la parte del comedor.

Transporte

Berlín es una ciudad que está muy bien comunicada con todas sus redes de transporte público que son varias y tienen bastante frecuencia de paso. Además, una cosa muy interesante es que el billete que compras sirve para todos los tipos de transporte, así que vale la pena comprarlo. Existen varios trasporte y tiquets:

  • TRANSPORTES:
    • Línea U: son los metros subterráneos y hay 10 líneas.
    • Línea S: son unos trenes urbanos que suelen ir por el exterior y a veces bajo tierra, llegan hasta el aeropuerto.
    • Línea R: son trenes de cercanías, llegan al aeropuerto y tienen un recorrido más externo, aunque algunos cruzan también la ciudad.
    • Autobuses: autobuses hay de varios tipos:
      • las líneas urbanas comienzan sus número por 1, 2 o 3.
      • las líneas interurbanas comienzan sus números del 4 al 9.
      • los que llevan la X son autobuses que van más rápido ya que tienen menos paradas.
      • los que llevan la N son nocturnos.
    • Tranvía: recorren sobretodo el centro de la ciudad y tienen mucha frecuencia.
  • TIQUETS:
    • Hay varios tipos de tiquets que varían el precio dependiendo de hasta qué zonas se quiere visitar, si la A-B o la A-B-C.
      • Existe un tiquet sencillo que dura dos horas y con el que se puede subir y bajar a cualquier transporte durante ese tiempo y siempre en el mismo sentido de circulación. Hay que validarlo solo la primera vez donde marca la hora y la estación de inicio. (3,30 euros zona ABC)
      • El siguiente modelo es el tiquet individual para todo el día (hasta las 3 de la mañana) con el que se pueden utilizar todos los transportes. Solo se valida la primera vez. (7,40 euros zona ABC)
      • Hay otro muy recomendable si vais en grupo que es el tiquet de todo el día grupal, hasta 5 personas como  máximo. Si sois 3, 4 o 5 sale muy bien y mejor que comprar billetes individuales. Solo se valida la primera vez. (16,90 euros zona AB)
      • Además de estos tiquets, existen tarjetas para el turista como la Berlin WelcomeCard, la WelcomeCard Berlin-Isla de los museos, y la BerlinPass; que a parte de los transportes incluye descuentos en museos o entradas incluidas depende de la modalidad. No creo que salga más barato que hacerlo por separado, a nosotros no nos interesaron.

Se ven bastantes revisores, a veces de incógnito y son bastante implacables, así que os recomiendo que compréis los abonos. Recordad que solo hay que validarlos una vez y hacerlo por donde marca la flechita, si no lo hacéis bien pueden que no lo acepten como válido.

También es cierto que el centro se maneja bien andando, pero las distancias engañan al ser las avenidas tan grandes y anchas, donde no tienes referencias. Os dejo una web con los precios y tipos actualizados para 2016 BVG.

Qué ver o hacer en Berlín

Berlín es una ciudad relativamente nueva si la comparamos con otras grandes urbes de Europa. Además, casi todo está reconstruido o renovado ya que en la 2ª Guerra Mundial sufrió mucho con los bombardeos.

Su principal atractivo para mí no es arquitectónico si no histórico, y además historia reciente o viva. También un punto de interés sin duda son sus museos con grandes colecciones. Voy a desgranar por partes las cosas más interesantes que creo que no os podéis perder si visitáis la ciudad.

TOURS O VISITAS

El primer día hicimos el FreeTour con Sandemans para saborear in situ la historia e ir conociendo la ciudad. Además, siempre se puede sacar información útil como restaurantes y bares no turísticos, tiendas baratas, actividades imprescindibles, etc..

En nuestro caso tuvimos mucha suerte con el guía, Eduardo nos demostró que no solamente sabía sobre la historia, si no que era un apasionado de ella y sobre todo de Berlín. Hizo de la visita algo extraordinario, donde aprendimos un montón de cosas y siempre desde una perspectiva histórica objetiva, y luego ampliada con pinceladas desde su punto de vista. Fueron unas 3 horas intensas y geniales, muy recomendable.

También os recomiendo encarecidamente que hagáis alguna de las visitas que ofrece la Asociación Berliner Unterwelten e.V. a los búnkeres de Berlín y su subsuelo. Nos lo había recomendado una amiga desde España y al preguntarle a Eduardo sobre esas visitas nos dijo que las hiciésemos, que estaban geniales.

Y no fue para menos, hicimos dos: el tour 3 “METRO, BUNKER Y GUERRA FRÍA” (11 euros/9 euros estudiantes), y el tour M “EL MURO Y SUS RUPTURAS” (14 euros/11 euros estudiantes). El primero es impresionante sobretodo por recorrer un par de búnkeres justo por debajo de la ciudad, y adentrarte en sus historias.

El segundo nos encantó, Cristian, de nuevo otro guía apasionado de Berlín, nos contó un montón de datos e historias reales de cómo la gente cruzaba o intentaba cruzar el muro. Para contratarlos tenéis que ir a las oficinas que están en la calle Brunnenstraße 105 junto a la salida de la parada de metro de Gesundbrunnen.

Las oficinas abren a las 10 y os recomido llegar pronto ( a las 10 o incluso un poco antes) para poder elegir tour o comprar las entradas en el horario que más os interese.

MUSEOS

Berlín cuenta con un gran número de museos, algunos gratuitos (todos los que se refieren a la época nazi y no son de empresas privadas) y otros de pago con grandes exposiciones mundialmente conocidas.

Voy a poner los que visitamos nosotros, ya que tienes que organizarte muy bien si estás pocos días y es imposible abarcar todos.

Topografía del Terror: es el museo de la GESTAPO, donde antes se encontraba su sede. Se encuentra en la calle Niederkirchnerstraße, detrás de un trozo de muro que se conserva muy bien. Es gratuito y desgrana de una manera objetiva (y por lo tanto cruda y cruel) mediante fotos, textos y material audiovisual la historia cronológica de las actuaciones que tenía esta policía nazi, junto a sus grupos especiales. (GRATUITO)

Berlín

Muro de Berlín

– Gedenkstätte Berliner Mauer: a lo largo de la calle Bernauer Strasse puedes contemplar un memorial con trozos de muro y una exposición de fotografías y audiovisuales que muestra la dramática historia de las personas que vivían en esta zona y vieron sus casas tapiadas o destruidas en poco tiempo. Os recomiendo encarecidamente la visita, que podéis hacerla el mismo día que visitéis los búnkeres, ya que están próximos. (GRATUITO)

Neus Museum: es el más nuevo de la Isla de los Museos y actualmente su importancia radica en que se puede disfrutar del busto de Nefertiti. Pero el museo es mucho más, hace un buen repaso a la Prehistoria y civilizaciones tempranas con mucho material de todas partes del mundo, aunque la parte egipcia es la más importante. La segunda de sus joyas es el Sombrero de Oro.

Berlín

Sombrero de Oro

Museo del Pérgamo: creo que es una visita imprescindible ya que alberga en su colección varias joyas arquitectónicas. De la antigua destacan, nada más entrar, la reconstrucción de la Puerta de Ishtar de Babilonia que te deja sin habla y justo después la Puerta del Mercado de Mileto.

Aunque la joya es el Altar de Pérgamo que nosotros no pudimos disfrutar ya que estaba cerrado al público por rehabilitación (Maldición!!). Luego hay una parte dedicada a Oriente Próximo, y en el piso superior otra al Arte Islámico que es muy impresionante.

Berlín

Puerta del Mercado de Mileto

Berlín

Puerta de Ishtar de Babilonia

(NOTA: para visitar la Isla de los Museos recomiendo la entrada de los 5 museos en un día, ya que con visitar el de Pérgamo y Neus ya sale a cuenta, cuesta 18 euros, 9 si eres estudiante. Otra posibilidad si tienes días y te interesan mucho los museos o quieres darles más tiempo, es comprar una que sirve para visitar todos los museos de Berlín durante 3 días, esa cuesta 28 euros creo recordar, imagino que la mitad si eres estudiante.

Los precios incluyen audio-guías. Pensad que las colas llegan a ser de 2 y 3 horas, así que el día que dediquéis a los museos madrugad, y mucho. O eso, o perderéis toda la mañana haciendo cola. Otra opción es comprar la entrada por Internet, no sé el recargo, pero evitas la cola si la llevas impresa).

Exposición de Ana Frank: lo encontramos de casualidad en un patio interior que parecía ser una antigua casa okupa. Cerraban a las 18 y como llegamos casi cerrando nos dejaron pasar gratis, pero cuesta 5 euros. Es pequeñito y muestra una colección de fotos de Ana y su familia los años anteriores a su captura, en otra parte los puntos de vistas de diferentes personas sobre su historia, y en la última analizan el diario.

EDIFICIOS Y LUGARES INTERESANTES

Monumento al Holocausto en Berlín o Monumento a los judíos de Europa asesinados: se encuentra cerca de la Puerta de Brandenburgo, la calle Behrenstraße es uno de sus laterales. Es un espacio casi cuadrado lleno de piedras que parecen lápidas y conforman un gran laberinto.

El artista buscó que cada uno reflexionase sobre lo que le transmite la obra paseando por sus calles, si lo haces de noche todavía estremece más. (GRATUITO – AIRE LIBRE)

Berlín

Monumento al holocausto

– Platz des Volksaufstandes von 1953: en la esquina entre Leipziger Strasse y Wilhelmstraße puedes encontrar un mural de azulejos hecho en 1952 y que representa el optimismo y felicidad del socialismo. A unos pasos y desde el 2000 hay una foto enorme en blanco y negro en el suelo protegida por un vidrio, que es un homenaje a la Sublevación de 1953 de Alemania Oriental, creando un choque y controversia. (GRATUITO – AIRE LIBRE)

Berlín

Mural

– Edificio del Reichstag: está a las espaldas de la puerta de Brandenburgo, es la sede del Parlamento y su cúpula se puede visitar. Para ello tienes que inscribirte con tu DNI o pasaporte y sacar la entrada en una oficina que hay al lado al cruzar la calle.

La oficina la abren a las 8:00 y normalmente hay cola, si llegas a las 9 la cola será de cerca de dos horas. Los horarios se acaban conforme se llena el cupo de personas, por lo que puede que no haya entrada en dos o tres días. Mi consejo es que os registréis con tiempo desde España a través de esta web o que madruguéis par poder estar a las 8 en la puerta para no perder la mañana haciendo cola. (GRATUITO, INCLUYE AUDIO-GUÍA).

Berlín

Cúpula del Edificio del Reichstag

Plaza París y Puerta de Brandenburgo: es una visita obligada a uno de los monumentos más importantes para los berlineses. Era la más importante de las puertas de la muralla medieval, la que utilizaba la realeza y gente importante. Es un símbolo de fortaleza para la ciudad, además de símbolo de la división y a la vez unificación de las dos Alemanias.

Alexanderplatz: en ella se encuentra el Fernsehturn o Torre de televisión, construida en 1969 fue un símbolo del Berlín Oriental ya que con sus actuales 368 metros es la tercera torre más alta de Europa. En la gran esfera que hay a más de 200 metros se encuentra un restaurante y un mirador. En la plaza también puedes encontrar el reloj Mundial que no ofrece mucho más que las horas de todo el mundo.

Ayuntamiento rojo: lo puedes encontrar cerca de Alexanderplatz y recibe el nombre por los ladrillos con el que se construyeron, no por colores políticos.

 Nikolaiviertel: o barrio de Nikolai es una zona residencial que queda detrás del Ayuntamiento rojo y que parece un pequeño pueblo dentro de una gran ciudad. En él el reloj se detiene y puedes disfrutar de unos momentos de tranquilidad. No tiene mucho más que un paseo por sus callecitas, la Iglesia de San Nicolás y muchos restaurantes.

Berlín

Iglesia de San Nicolás

KulturBrauerei: es una antigua fábrica de cerveza hoy transformada en un enorme centro cultural donde suelen hacer muchas actuaciones, conciertos, teatros, etc.. Os dejo su web con horarios y eventos. Está localizada en el cruce de las calles Sredzkistraße y Knaackstraße.

Kreuzberg: este barrio destaca por su ambiente, bares, restaurantes y movimiento continuo. Es una buena zona para acabar un día largo de turismo. En el destaca la calle Oranienstrasse con un montón de comercios.

East Side Gallery: es uno de los tramos más famosos del muro que se conservan en su lugar original, y el más largo. Además su importancia radica en que es un pequeño museo al aire libre ya que permitieron en los 90 que muchos artistas hicieran sus dibujos en el muro. No me dijo mucho, además de tener que ver muchas pinturas tapadas por una valla para contener a la gente con poca sesera que se dedica a poner su nombre y destrozar obras de arte. Parece que están pintándolos de nuevo pero no había muchos repintados.

Berlín

Graffitis en el muro de Berlín

– Checkpoint Charlie: se hizo famoso porque en él estuvo a punto de estallar la 3ª Guerra Mundial cuando tanques de ambos bandos se enfrentaron y estuvieron a punto de abrir fuego. Antes ya era uno de los puntos de paso más importantes de un lado al otro del muro. Ahora han colocado cerca una caseta que dicen que es una replica del verdadero, pero no lo es, junto a un actor vestido militar americano.

Se puede cruzar previo pago de 5 euros y te cuñan el pasaporte, y justo detrás hay un Museo (del mismo empresario de la caseta) sobre el Checkpoint Charlie, pero que curiosamente también es de pago. Teniendo en cuenta que todos los museos y exposiciones sobre el muro y nazismo son gratuitas, esto lo veo como una turistada que no hicimos. Está en la calle Friedrichstraße 43-45.

Kino Central & Open Air Mitte: en la calle Rosenthaler Straße 39 hay un callejón que lleva a un patio interior que parece haber sido una antigua casa okupa y donde, a parte de numerosos graffitis y pintadas encontramos un bar muy chulo con terraza, el Museo de Ana Frank, y un par de tiendas alternativas. Os dejo su web. Vale la pena adentrarte en él un poco. Cerca hay otros patios interiores pero mucho más renovados, de aspecto totalmente nuevo e incluso elitista.

Tiergarten: es el parque más importante del centro de Berlín y su pulmón, punto de encuentro de sus habitantes sobre todo cuando hace sol. Incluso hay una zona nudista para los días de sol y otra gay. Más o menos en el centro se encuentra la Columna de la Victoria a donde se puede subir para tener unas bonitas vistas del parque y de la ciudad. En este parque es donde celebramos la Nochevieja, aunque más cerca de la Puerta de Brandenburgo.

Berlín

Columna de la Victoria

– Como siempre y más en grandes ciudades hay muchas más cosas que ver o disfrutar: la catedral, la plaza WeihnachtsZauber Gendarmenmarkt con las catedrales francesa y alemana, la Bebelplatz donde se hizo la famosa quema de libros por los nazis, pasear por sus barrios, entrar a todos los museos en la Isla de los Museos o de la ciudad, etc..

Berlín

Monumento en memoria de la quema de libros de 1933

Berlín

“Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos”. Escrito por Heinrich Heine en 1817

Berlín

Las torres casi gemelas de las catedrales francesa y alemana

Bares y restaurantes en Berlín

Berlín

Típica comida en los mercados navideños: goulash y salchichas con patatas

Sophien 11:  está en la calle de nuestro segundo alojamiento y entramos a tomar un café. Nos gustó tanto el sitio, no las camareras, que al día siguiente decidimos entrar a comer. Nos encantó, pedimos una sopa de tomate, un goulash riquísimo, y una albóndiga gigante, cerveza, agua y un Apfelstrudel exquisito. Comida típica, sin casi turistas y bien de precio. Nos costó 38 euros.

Brauhaus Georgbraeu: está en el barrio de Nikolai y nos lo recomendó Eduardo ya que hacen un par de cerveras caseras. Es grande y tiene un montón de pequeños salones con diferentes ambientes. Los platos son más que generosos, y la carne la especialidad. Pedimos 3 sopas, 3 platos de carne, agua, una tabla con 12 jarras de su cerveza y un Apfelstrudel. Nos costó 87 euros, todo muy rico y con mucho ambiente.

Brauhaus Lemke: otra recomendación de Eduardo para poder disfrutar de cervezas artesanales. También se puede comer allí aunque es algo caro. Está debajo de las vías, en la calle Dircksenstraße 143, cerca de la Isla de los Museos.

Kaschk: también nos lo recomendó Eduardo para poder probar cervezas artesanales. Con un ambiente tranquilo y agradable puedes degustar sus 12 cervezas de barril. Por 8 euros te sirve 4 de ellas en vasos pequeños. Está en la calle Linienstr. 40

Berlín

Cervezas artesanales

Monsieur Vuong: si os apetece un día cambiar de comida, este vietnamita está bastante bien, te atienden rápido y siempre está a tope de gente. Carta reducida y platos del día, con algunos vinos a buen precio. Pedimos rollitos de gambas al centro, 2 platos del día, 2 sopas vietnamitas, 3 cervezas, una botella de vino, un zumo preparado, todo por 67 euros. Muy rico y sabroso.

BBQ Kitchen: debajo de la estación de metro de Hackescher Markt hay varios restaurantes, el BBQ es uno de ellos. Barato, rápido, con hamburguesas y pollos asados buenísimos!!

Bateau Jove Bistro Bar: paseando por Oranienstrasse encontramos este garito en el número 18. Perfecto para tomar unas cervezas o una botella de vino a buen precio, con tapas frías para acompañar y a veces música en directo.

2 comentarios

  1. Muy buena entrada. Berlin es sin duda una de esas ciudades que se hace extrañar, y a la que cada tanto hay que volver.

    • Pues sí, a mi me sorprendió muy gratamente y justamente comentamos lo mismo. Volveremos seguro, puede que en verano con mejor tiempo para aprovechar más los días. Saludos y muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *