Sierra de Bernia

La sierra de Bernia se sitúa entre Benisa y Altea (Alicante) dividiendo las comarcas de la Marina Alta y la Marina Baixa, en ella puedes disfrutar de un paseo circular siguiendo el PR-CV 7 que en todo momento está bien señalizado. Hay dos formas de ir y de empezar la ruta: una si vas por Altea y otra si vas por Xalò hacia las Casas de Bernia. Yo recomiendo, sobretodo si es la primera vez, ir por Xalò. Además el último tramo si vas por Altea es bastante irregular y complicado, aunque desde allí puedes hacer una ruta más larga, de casi 20 kilómetros.

Desde las casas de Bernia son unos 9 kilómetros de ruta circular fácil apta para todos los públicos. Nosotros la completamos en 3 horas, de las cuales 2 horas y 10 minutos caminando a un buen ritmo, y el resto almorzando y disfrutando de las vistas. Os dejo nuestra ruta en wikiloc.

Para llegar hay que salirse en la salida de la autopista “Benisa y Teulada”, vas a Benisa desde donde sale una carretera dirección Xalò. Una vez allí buscas una carreterita que pone “Casas de Bernia”, y la sigues hasta el final (unos 10 kilómetros).

Comienza la ruta por una pista de tierra hacia la costa (izquierda desde el parking) hasta que llegas a La Font de Bernia en escasos diez minutos, desde allí ya empiezas a subir de manera más pronunciada y progresiva por una senda, a veces algo irregular, acercándote cada vez más a los cortados de la cresta. Esta es la parte más cansada pero como la hacemos al principio no supone mucho.

En 45 minutos desde el coche llegamos al forat, una cavidad de unos 25 metros de longitud que atraviesa la montaña de norte a sur, por el que tienes que pasar en cuclillas.
Si las vistas anteriores son bonitas e impresionantes, cuando superas el forat te quedas sin habla, te encuentras con unas vistas impresionantes de la costa por un lado, y por el otro la Serra d’Aitana, el Puig Campana y el Ponoig.
Es el lugar perfecto para parar a descansar y almorzar, disfrutando del regalo que se nos ofrece. Desde allí, el paseo ya es más relajado y por una senda bien marcada. Te encuentras con los restos de El Fort de Bernia desde donde puedes subir a la cresta.

Nosotros no lo hicimos y creo que hay varias opciones, subir sin nada o hacerlo con material y hacer un par de rápeles. En todos los casos, creo que la dificultad no es muy grande, pero si que quedas expuesto en varios tramos, y no es recomendable si sufres de vértigo.
En tres horas con paradas incluidas estábamos de vuelta en el coche, después de una ruta muy bonita, apta para cualquier persona y cualquier edad, incluso para niños/as, sin ninguna dificultad.

Deja un comentario