Isla de Flores: Wae Rebo

Llegar hasta Flores del tirón fue muy cansado y necesitamos de 5 vuelos seguidos, pero nos pareció la mejor idea para empezar nuestro viaje y aprovechar el tiempo al máximo. Salimos de Madrid el 30 de julio a las 18 de la tarde, hicimos una escala muy cortita en Berlin y otra más larga en Abu Dhabi. Llegamos a Jakarta a las 23:50 horas del 31 de julio. Cuando compramos los vuelos desde España nos planteamos dos posibilidades: buscar un hotel cerca del aeropuerto para hacer noche y continuar a la mañana siguiente, o buscar el siguiente vuelo ese mismo día y no salir del aeropuerto. Elegimos la segunda opción por varios motivos, el primero es que no sabíamos cómo nos íbamos a encontrar a la llegada a Jakarta ya que nuestros cuerpos estarían aun con el horario español y por tanto sería la hora de la merienda, además hacer noche en el aeropuerto sin saber si íbamos a dormir lo veíamos más cansado, porque no queríamos perder tiempo y hubiese sido dormir 4 o 5 horas y vuelta al aeropuerto. Así que cogimos el vuelo a Labuan Bajo (Flores) que salía a las 4:30 de la mañana del 1 de agosto y que hacía una escala en Bali. Llegamos a Labuan Bajo a las 10 de la mañana.

Por lo tanto podemos decir que Flores fue la primera parada del viaje, nuestro primer contacto con Indonesia fuera de aeropuertos. Como presumimos llegar muy cansados después de prácticamente dos días volando y sin dormir en una cama, decidimos que el primer día tenía que ser relajado y de aclimatación al nuevo horario. Para ello habíamos reservado por booking dos habitaciones en el hotel Sylvia Resort Komodo por 31,5 euros la habitación doble con desayuno. Sobre el hotel tengo que decir, y sobre todo después de volver y haber visto más hoteles, que está bastante bien. El entorno es una maravilla, las habitaciones amplias con aire acondicionado y con una cama enorme y muy cómoda, algo primordial. El restaurante algo caro pero con una carta variada. Una playa privada con kayaks disponibles y una piscina pequeña. La verdad es que nos sorprendió gratamente y además se portaron genial con nosotros, nos fueron a recoger gratis al aeropuerto, nos dejaron un móvil para llamar a teléfonos locales varias veces e incluso nos hicieron de intérprete. No está en Labuan Bajo, necesitas transporte si quieres llegar a la ciudad.

flor 1

 

LABUAN BAJO

La verdad es que no estuvimos mucho en la ciudad, únicamente una noche a la vuelta de Wae Rebo para dormir y poder contratar un barco para hacer la travesía Flores – Lombok. Nos alojamos en el hotel L_Bajo que encontramos por booking el día anterior y nos costó 21,5 euros la habitación doble sin desayuno, aunque sí que podías tomar café o té gratis y al lado tenía un supermercado. Esta vez un hotel más normalito, con wifi, aire acondicionado, limpio, servicio de transporte y con cama muy cómoda.

De Labuan Bajo no puedo comentar mucho. Fuimos a la calle JL Soekarno Hatta a contratar el barco y a sacar dinero. Da igual en qué agencia lo hice yo, ellos son comerciales que venden packs y trabajan con muchos barcos. Lo importante es que os enseñen el barco, saber cuántos seréis en el mismo y preguntar a muchas agencias para ver los precios. Para nuestra elección fue primordial poder ver el barco y saber que solo íbamos a ser 10 personas, cuando la capacidad (los siguientes días vimos barcos iguales a tope) son 25 personas. Además, al contratarlo a última hora, nos hicieron una rebaja a la desesperada ya que sino hubiesen salido solo con 6 personas, así que nos bajaron el precio a 1.4 millones de rupias, el precio no incluía las entradas a Komodo y Rinca. Los otros pasajeros habían pagado 1.7 por persona unos días antes.

Aún así os dejo los contactos por si queréis tener alguna referencia desde aquí y poder comparar otros precios, pero repito, allí todas las agencias te lo ofrecen a partir de 1.7 millones sin las entradas a Komodo y Rinca.

La excursión del barco la hicimos con una empresa donde habían 3 comerciales:

http://www.komodolandseasafari.blogspot.com.es/

Su nombre es Gusto, tiene ese blog y su mail es gustokomodo13@gmail.com

El compañero tb me dio su mail y teléfono:

vitalisweto@gmail.con
Tel: 081 338 295 303

El tercero, y al parecer jefe de esa oficina que en ese momento no estaba era:

marcelobuletours@gmail.con

+62 8123 6484 970
+62 8123 8245 781

El local, una pequeña planta baja abierta (sin puerta) que se encontraba en la misma acera y unos 150 metros antes que la Creperia Scooperific que seguro que la veis, y que por cierto os recomiendo para desayunar. Buen café y buenos crepes, tanto dulces como salados, y barato claro!

flor 5

Por la noche y recomendado por un chico de la recepción del hotel y también por los chicos de la empresa, fuimos a cenar al paseo del puerto. Allí los puesto (que son unos carros metálicos con unas vitrinas de plástico) te ofrecen el pescado del que disponen, eso sí, recién pescado. Allí mismo eliges el pescado que quieres comer, cada uno tiene un precio dependiendo del tamaño, lo limpian delante de ti y lo cocinan en unas brasas. Luego lo acompañan con arroz y verduras a las brasas también. Estuvo buenísimo, además puedes ir al supermercado que hay enfrente y comprar la bebida fría y llevarla a la mesa. Nosotros pedimos dos pescados grandes, dos brochetas de langostinos, una sepia enorme y nos costó 200.000 rupias (13 euros) y cenamos genial los 4. Más 100.00 en el supermercado por 4 cervezas Bintang de 620 cc.

flor 6

Todos los platos que nos sirvieron

Para volver al hotel no había más que levantar la mano y aparecían enseguida motos y coches dispuestos a llevarnos. En verdad no está muy lejos, pero no nos apetecía andar y total por 45.000 rupias nos llevaron a los 4 en un coche que paramos (no taxi oficial).

 

Wae Rebo

Para ir a Wae Rebo estuvimos negociando con varias personas en el primer hotel donde nos comenzaron a ofrecer un taxi con chófer por 3.5 millones y al final lo sacamos por 2 millones. Lo contratamos con una empresa de coches de alquiler de Labuan Bajo que a la mañana siguiente no aparecieron y además no se dignaron ni a llamarnos ni a contestar nuestros correos preguntando qué había pasado, no os pongo quiénes son porque no encuentro la web, parece que la han borrado. Nos supo muy mal porque perdimos más de una hora esperando en la puerta del hotel, menos mal que uno de los chicos de la recepción se interesó, llamó a un amigo suyo que estaba durmiendo en su casa, le dijo el planing y lo que íbamos a pagarle y aceptó, y en escasos 15 minutos estaba allí.

El trayecto hasta Denge que es la población donde comenzamos la caminata fue impresionante. Era nuestro primer contacto prácticamente con Indonesia fuera del hotel y además en Flores donde los turistas escasean. El paisaje, los poblados, la gente, sus costumbres, las sonrisas.., todo nos llamaba la atención. El trayecto, aunque largo, de unas 5 horas, lo disfrutamos muchísimo.

flor 2

Lugareños trabajando en los arrozales

flor 3

Gasolinera

Cuando llegamos a Denge nos llevaron directos a la casa de Blasius, un “homestay” por el que todo el mundo pasa antes de subir a Wae Rebo y donde los chofers se suelen quedar a dormir. Allí puedes comprar agua, comer tu comida sin problemas, dejar mochilas, ir al aseo e incluso dormir. Nosotros preferimos dormir en el poblado, pensamos que sería una experiencia más completa durmiendo arriba.

Aquí os dejo los datos de Blasius por si queréis contactar con él, aunque podéis presentaros allí sin avisar, suele haber sitio y sino te lo busca. También te facilita un guía local para subir que cuesta muy poco, no es porque sea difícil llegar, sino porque quieren controlar la gente que sube y en Wae Rebo nadie habla inglés, y se necesita traductor. Nosotros subimos sin guía porque llegamos tarde y Blasius dijo que no pasaba nada, pero allí nos tuvo que echar una mano un guía que había subido antes con un matrimonio francés.

Blasius Monta: +6381339350775

flor 14

Niño jugando en Denge

La senda está bien marcada y no hay casi posibilidad de perderse, hay palos que marcan de vez en cuando cuánta distancia llevas recorrida y lo normal es cruzarte con un montón de lugareños que son paradas obligadas para saludar y presentarte, decir tu nombre, ellos el suyo, y continuar la marcha.

El recorrido es de unos 9 kilómetros con unos 800 metros de desnivel positivo y que se puede hacer en 3 horas sin prisa. Aquí os dejo la ruta en nuestro wikiloc.

Durante la caminata disfrutamos de un paisaje precioso, adentrándonos cada vez más en una espesa jungla, observando la gran cantidad y variedad de flora que hay por la zona. Hasta que de repente llegas a una especie de mirador de madera desde donde ves el poblado. Allí hay que tocar un instrumento de madera hecho con bambú para avisar de tu llegada ya que es la única manera de que ellos sepan que alguien se acerca.

flor 4

Puente de madera que hay que cruzar

Wae Rebo es un pueblo Manggaraian donde lo que más destaca son las construcciones, las casa tradicionales Niang Mbaru (casas de tambor) con los techo hechos de fibra de palma y fuertes estructuras de madera por dentro. Dentro, un espacio circular con la cocina en medio denota la unión familiar o de varias familias que viven en cada Niang Mbaru. Al final se encuentra la casa ceremonial donde viven 8 familias, las más importantes del poblado y entre ellos se encuentra uno de los jefes de la tribu. Nada más llegar te tienes que dirigir, previo aviso del guía, a esa casa para que te inviten a visitar el poblado y poder quedarte. Aunque puedes llevar otro tipo de ofrendas: arroz, ropa.., lo normal es pagar una pequeña cantidad (50.000 rupias entre todos) como ofrenda. Después, ya puedes quedarte y sentirte uno más del poblado, incluso sacar fotos. Aunque por respeto yo les preguntaba siempre si podía sacarles una foto, y algunos no querían. 

flor 9

Jefe de la tribu después de recibir nuestra ofrenda

flor 11

Allí han preparado una de las casas tambor para que se queden los turistas, en esa la cocina está fuera para no llenarla de humo y han preparado un par de baños. Aunque ya existe un contacto grande con la civilización, el turismo es escaso y está controlado, además con lo que pagas ayudas a que ellos continúen con su forma de vida, y con el colegio de Denge donde van los niños de las poblaciones cercanas. Quedarte a dormir y todas las comidas cuesta 325.000 rupias por persona. Nosotros llegamos un poco tarde y no nos hicieron ninguna bienvenida especial, pero al siguiente pudimos disfrutar del amanecer en el poblado, y de los quehaceres de los lugareños, sobre todo la recogida, secado y machaque de los granos de café.

flor 10 flor 13flor 12

Fue una experiencia muy chula, de principio a fin. A mitad mañana decidimos volver hacia Denge por la misma senda, donde nos esperaba nuestro chófer para llevarnos de vuelta a Labuan Bajo.

flor 8

ARROZALES TELA DE ARAÑA

Aunque teníamos que desviarnos un poco dirección Ruteng, nuestro chófer no puso objeciones para llevarnos a Cancar y ver sus arrozales. La curiosidad de estos arrozales es su forma de tela de araña que vistos desde altura se divisa mejor. Los surcos de tierra se originan todos en un punto que acaba siendo el centro de la tela de araña y que conforman parcelas que cada vez más grandes. Además, el juego de tonalidades hace el paisaje más espectacular. La verdad es que valió la pena desviarse y hacer una parada rápida. Para tener unas vistas privilegiadas del valle hay que subir una pequeña colina por una senda bastante empinada con escaleras, previo pago de 5.000 rupias por persona a la familia que regenta la entrada. Al menos te dan un bastón de madera para ayudarte a subir.

flor 7