Amsterdam

Para alojarnos en Amsterdam después de nuestro paso por Gante y la ruta en coche por Bélgica, utilizamos Airbnb y estuvimos muy a gusto, pero actualmente esa casa ya no aparece. No tendréis problemas en encontrar casas porque la oferta es enorme. Para llegar utilizamos un coche de alquiler ya que veníamos de visitar la zona de Flandes.

Amsterdam es una ciudad con mucha vida en la calle que como mejor se disfruta es paseando. Mi recomendación es que si vas un par de días te olvides del transporte público y de las bicis, y disfrutes de la ciudad paseando y recorriendo todos los rincones.

Si tu estancia es más larga, como la mía, recomiendo a partir del tercer día que ya conoces la ciudad un poco y su funcionamiento, te alquiles una bici para tener otra visión y llegar a todos los sitios más rápido.

Como en otras ciudades de Europa hicimos un freetour con http.c://www.newamsterdamtoursom/es.html, os recuerdo que es una empresa de guías profesionales que trabajan de distinta manera, primero te hacen el tour y luego tú decides qué quieres pagarle dependiendo de tu grado de satisfacción.

Puedes no darle nada o la cantidad que consideres. En nuestro caso, valió mucho la pena, un paseo de 3 horas por la ciudad saboreando su historia y curiosidades. Además, nuestra guía, nos recomendó sitios no turísticos para comer, cervecerías, nos dio buenos consejos, etc… Muy recomendable.

No hace falta pagar los 3 euros de reserva, es suficiente con presentarse en el lugar de encuentro a la hora correspondiente. En Amsterdam es fuera de la estación de trenes a las 11:00 o en la Plaza Dam a las 11.15.

Amsterdam

Amsterdam

Alquilamos las bicis en Mac Bike. Imagino que tiene más tiendas, pero hay una en la misma estación de tren. Te pones de frente a ella, y vas por fuera hacia la derecha y a unos 75 metros la encuentras.

En esta empresa si la alquilas a las 13:00 horas, un día es hasta las 13:00 horas del día siguiente, no como en otras que el día acaba a las 18:00 de la tarde. Nos costaron dos bicis, una con frenos y otra de contra pedal, ambas con seguro, 43 euros dos días.

Amsterdam

Canales de Amsterdam

¿Qué ver en Amsterdam?

A parte de las cosas más turísticas como son los museos (los más importantes se encuentran en Museumplein), los paseos en barca por los canales (hicimos uno por 9 euros por persona al anochecer), los coffeshops y la casa de Ana Frank, voy a nombraros algunas recomendaciones.

– Zona centro: partiendo desde la plaza Dam (en nuestro caso tapada por tres atracciones enormes de una feria eventual) y dejándote el Palacio Real a las espaldas, comienza un paseo lleno de bullicio, olores, luces, bares, restaurantes, puestos de comida rápida, gente, etc.. ¡Impresionante! Con mayor intensidad si es sábado o festivo. Es como pasear por el Soho de Londres o el centro de Barcelona.

Barrio rojo (Red light): cuanto menos es curioso de ver, por mucho que te hayan contando. Impresiona bastante ver a chicas y travestis/transexuales (chicos no hay) mostrarse en un escaparate como si fuesen mercancía, ver como entra un cliente y tapan la cortina, y cuando la destapan ver como reciben sus honorarios y el cliente sale a pie de calle por el mismo escaparate. Recomiendo informarse sobre el origen del Barrio Rojo, muy interesante su relación con la iglesia católica.

Amsterdam

Barrio rojo

Plaza Spui: plaza muy animada al lado del mercado de las flores por la que entras a Beginjhof, el patio de las beguinas. Es uno de los hofies o patios interiores más bonitos donde se encuentran dos iglesias, una protestante y otra católica, una enfrente de la otra. Aunque la católica está dentro del edificio ya que era clandestina.

 

Mercado de Waterloo: era un mercado de antigüedades, de ropa usada, curiosidades, libros usados, etc.. Aunque ahora esos puestos se mezclan con otros de ropa nueva, bicis, puestos de comida, etc.. Está abierto todos los días de la semana menos los domingos. Está muy bien para comprarte algo de recuerdo, o algún regalo, ya que puedes encontrar cosas muy chulas diferentes a los típicos souvenirs y a buen precio. Está en Waterlooplein.

El barrio de Jordaan: antiguamente era un barrio obrero de Amsterdam, ahora es una de las zonas más caras de Amsterdam donde se mezclan tiendas de todo tipo, galerías de arte, modernos restaurantes y garitos de todo tipo. No es tan turístico y puedes disfrutar tranquilamente de sus calles, casas con enormes ventanales sin cortinas y patios interiores (hofies). Los sábados y los lunes hacen el Noordermarkt, el mercadillo del barrio.

Leidseplein: una de las zonas con más ambiente de Amsterdam, con bares, pubs, garitos de todo tipo.. Es el punto de encuentro en Nochevieja y donde se celebran los títulos del Ajax.

Vondelpark: es el parque urbano más antiguo y extenso de Amsterdam. Los días de sol está lleno de grupos de amigos, familias enteras paseando y disfrutando de sus extensas praderas, lagos, bares y terrazas, artistas, músicos, etc… También lleno de gente corriendo.

¿Dónde comer o tomar algo en Amsterdam?

– Brouwerij ‘t IJ: perfecto para degustar cerveza artesanal. Está al lado del molino de viento de Gooyer que actúa ahora como taller de cerveza. Creo que los viernes puedes visitar la fábrica.

Visita imprescindible para mezclarte con la gente del lugar, sobretodo por la tarde cuando salen de trabajar, y para probar los distintos tipos de cerveza artesanal que fabrican; aunque también puedes pedir algunos platos para acompañar. Abre de 14:00 a 20:00.

Cafe de NieuweLelie: se encuentra en el número 83 de Nieuweleliestraat, en el barrio de Jordaan. Perfecto si estás por esa zona para hacer una parada y tomarte unas cervezas, un buen café, charlar o jugar al billar. Buen ambiente.

Cafe de Sluyswacht: se encuentra en Jodenbreestraat 1, en el canal de OudeSchans, cerca de la plaza de Nieuwmarkt. Es una cervecería que se encuentra en una casa totalmente doblada hacia un lado, ejemplo claro de lo mucho que intenta aguantar el ayuntamiento para inyectar cemento cuando se empiezan a doblar considerablemente. Buen ambiente, y nada más entrar ya notas el desnivel.

Panceke Bakery: restaurante recomendado por la guía, todo un acierto. Se encuentra en Prinsengracht 191 y cierra a las 21:00 de la noche. Además suele estar lleno siempre, así que es mejor ir pronto. Hacen crepes salados y dulces, que van desde los 8 a los 14 euros. Son bastante grandes, recomiendo uno salado y otro dulce por pareja. Pagamos 51 euros por los 4 con bebidas y todo. Recomendable 100%

Moeders: está en Rozengracht 251 algo más alejado del centro, pero a cinco minutos en bici. De largo el que más nos gustó, también recomendado por la guía del tour. Aunque tuvimos que ir dos veces porque entre semana solamente hacen cenas, recomendable reservar. Es una restaurante pequeñito, acogedor, con un ambiente relajado, lleno de fotos de madres (puedes llevar la tuya) y con un trato exquisito.

La carta es sencilla ya que va por grupo de precio, de 8, de 15, 17 y 19 euros, con muchos productos según mercado. Nosotros pedimos tres platos para compartir: mamas hapas (surtido de aperitivo), una ensalada, y un Stamppot que es un puré de verduras y patatas acompañado de salchicha y una albóndiga, típico de allí), todo servido con un pan buenísimo acompañado de humus. Comimos de lujo por 40 euros los dos (4 euros el agua y 4 euros la segunda cestita de pan). ¡¡100% recomendable!!

Cafe de Waag: en Nieuwmarkt 4, ubicado en el antiguo ayuntamiento. También recomendado por la guía, aunque este es más turístico. Aún así, se come muy bien y a buen precio. Menú: 1/2 l de cerveza, huevos benedict, 2 sopas, patatas fritas, pastel de manzana con nata, 2 cappuccinos. Por 42 euros, sin postres ni cafés por 31 euros. Muy bueno, el recinto está genial y el trato perfecto. También recomendable 100’%.

Febo: es una cadena de comida rápida con precios bajos. La característica principal es que compras a través de unos maquinas de distribución, comida recién hecha. Perfecto para probas las famosas croquetas de Amsterdam.

Deja un comentario