ORDESA Y MONTE PERDIDO

Visitar el Parque Natural de Ordesa por primera vez es casi sinónimo de hacer cumbre en el Monte Perdido y es lo que nosotros hicimos en agosto del 2012, pero para llegar trazamos una ruta de las más bonitas e impresionantes que habíamos hecho hasta el momento. ¡Y lo sigue siendo! Nos planteamos 3 etapas con dos noches, una en vivac y otra en el refugio de Goriz.
Veníamos de un viaje largo así que decidimos descansar un poco antes de comenzar la ruta. Llegamos a Fragen, al lado de Torla, donde nos alojamos un lunes al final de tarde. Descargamos los bártulos y acabamos el día paseando y cenando por Torla. Ya en Fragen por la noche, disfrutamos de ese cielo que en las grandes urbes no se ve, repleto de estrellas.

El martes lo dedicamos a conocer un poco la zona haciendo una ruta en coche: Aínsa, Broto, desfiladero de Cambras y cañón de Añisclo, etc..

RUTA

Primero os dejo un vídeo, aunque es un poco más personal, pero donde podréis ver los paisajes y más o menos la ruta, por si os interesa.

1º DÍA DE RUTA

El miércoles, después de haber cargado a tope el depósito de energía, comenzamos nuestra ruta. A las 9 ya estamos cogiendo el autobús en el parking de Torla y después del viaje y calentamiento previo, a las 9:40 empezamos nuestra primera etapa. Hay que volver unos 200 o 300 metros hacia detrás por la carretera desde donde te deja el autobús, hasta llegar a una caseta donde ya indica a a derecha “Tozal de Mallo y Circo de Carriata”. El inicio de la ascensión se hace por una senda con un buen desnivel que transcurre por un bosque cerrado. Todo el tiempo a la sombra y fresquitos, y de vez en cuando viendo el Tozal de Mallo que aparece dejándonos impresionados.

Esta parte es muy bonita y mejora mucho más cuando acaba el bosque y la senda se transforma en un enorme jardín lleno de flores y de color que nos acompañan hasta llegar a las clavijas de Carriata. Son muy fácil de subir, incluso con la carga de las mochilas.

Diez minutos después de las clavijas por la senda nos encontramos con dos indicaciones, hacia la izquierda el Tozal de Mallo y hacia la derecha para ir a la fajeta. Hacia arriba, aunque menos marcada, otra senda que te lleva a la Faja de las Flores, no está indicado con carteles pero es fácil llegar siguiendo los hitos

Son las 14:00 y estamos sentados al principio de la Faja de las Flores comiendo. Habíamos subido con bastante calma y haciendo muchas fotos. La faja la hicimos con tranquilidad, disfrutando de las impresionantes vistas y del Tozal de Mallo, que ya queda por debajo de nosotros.

Recorrer la Faja de las Flores ha sido una experiencia impresionante, un recorrido de belleza inigualable que no te deja indiferente. No lo esperábamos así, y lo disfrutamos muchísimo. A las 16:30 ya habíamos acabado la faja.

Hasta las 19:00 descansamos viendo sarrios, marmotas y edelweiss; y luego buscamos un sitio para dormir. El vivac lo hicimos en el circo de Cotatueros donde encontramos una pradera con hierba muy cómoda. A descansar viendo las estrellas!!

2º DÍA DE RUTA

El jueves nos lo tomamos más relajado ya que sabíamos que no nos quedaba mucho hasta el refugio. Subimos el barranco de Cotatueros hacia la brecha de Rolando atravesando dos lagos que estaban secos al ser agosto, y un agosto muy duro de sequía. Llegamos hasta los pies de la Brecha de Rolando pero no subimos a ella, eso en la próxima visita.
Nos vamos hacia la derecha por el Collado del Descargador, Plana de Millaris y Faja Luenga, hasta llegar al refugio de Goriz en tres horas más o menos.

Íbamos a subir al Monte Perdido a la una de la tarde, pero hacia demasiado calor y decidimos aplazarlo. El resto del día lo pasamos descansando y recargando fuerzas.

3º DÍA DE RUTA

El viernes a las 6 estamos en pie, y a las 7 comenzamos la ascensión al Monte Perdido. La primera parte es bastante empinada e irregular pero las ganas la hacen llevadera, el segundo y tercer cuarto son más fáciles y hacen que disfrutes del paisaje y de la nieve que comienzas a encontrarte.
Pero la última parte es muy dura, una cresta y un último canchal de 400-500 metros (la escupidera), con mucha pendiente, que se hace bastante duro ya que resbala mucho y la gran inclinación hace que utilices e zigzag demasiado, aumentando considerablemente a distancia a recorrer.
En 3 horas (se puede hacer en menos) estamos en la cima del monte y las sensaciones empiezan a aflorar: alegría de conseguirlo, emoción, descanso, disfrute de las vistas, etc…

¡Somos unos campeones! Y además unos privilegiados por el magnífico día que tenemos que hacen de las vistas algo infinito.

Es importante madrugar para que no te pille las peores horas de Sol en la bajada. Nosotros nos tiramos por la lengua del glaciar, a mitad de nieve y de piedras, hasta llegar a un lago.

Comemos en el refugio y a las 16:00 comenzamos la vuelta hacia la pradera. En una hora bajamos hasta la Cola de Caballo donde nos refrescamos un poco. Desde allí hasta la pradera nos quedan unas 2:30 horas de camino interminable.

( pincha aquí para ver más fotos y vídeos )

Bus y coche para volver a Fragen, duchita y a cenar en la “Pizzeria Santa Elena” en Torla, barato y bueno.
A destacar la casa Lacoma en Fragen, donde estuvimos alojados. Pueblecito muy bonito, buenas vistas, tranquilidad absoluta al no haber comercios ni bares, sólo casas rurales. Además el trato de los dueños, Tere y Antonio, fue inmejorable, y sus desayunos a base de tostadas, zumo, café, leche, huevos de corral, bacon, etc.. ¡Impresionantes!
Cogimos dos habitaciones dobles compartiendo un baño, 25 euros la noche/pareja, todo muy limpio y acogedor, con camas cómodas. Recomendable 100% para todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *